December 10, 2007

Proximamente: Matrix contra el Ché, 1ª parte de 7 que escribiré si no me rajo (¡Que titulote!)

Este símbolo de equilibrio , fue lo único que se me vino a la mente para este tema.
¿Ta chulo verdad?


Me siento como el leproso aquel que tenía que cubrirse la cabeza con ceniza , andaba con su campanilla y gritaba por todos lados, ¡Leproso, Leproso! los demás se hacían a un lado pero el muy guarro leproso debajo de la vestidura cargaba su verdad. -Pues no hay que ser, Chato! digo, también nosotros tenemos nuestro corazoncito rojito y palpitador- ¡Caray, que discriminación!

En una galaxia retirada de la faz de la tierra, debe existir -lo afirmo- un remitente clarividente que me ha estado poniendo en las manos información seductora acerca del comportamiento espartano que mantienen algunos líderes mundiales frente a la masas.

Me toca cada dos por tres sacudirme los inorgánicos complejos de conocimientos -quizá axiomas- para sumergirme entre la información que me ha caído en las manos, pese a que algunas veces me aferré a la superchería de la publicidad o de lo que es público, porque según yo, estaba en lo cierto (creía que tenía los pelos de la burra en la mano pues!).

Pero ¡Eureka! la Caja de Pandora, se abre ante mis ojos y descubro cada vez cosas simples pero sabias, que me obligan a hacer una pausa y afirmar.. ¡Pero si es obvio, por qué no me di cuenta antes! Como buena guatemalteca, le echaba la culpa a mi edad, al calentamiento global, a la inflación etc. Es decir, buscaba un culpable y me hacía a un lado dejando mi responsabilidad íntegra, para no sentirme mas avergonzada por mi falta de búsqueda.

Dividí mi vida en ciclos de 5 años, que en total serían 6 , y en cada uno he encontrado un patente cambio, desde físico hasta intelectual, ahora a mis 30 años, (perdón al gremio de mujeres por faltar al artículo No. 1 de nuestra constitución por decir mi edad) me veo de pie en una cuerda floja, perfectamente en equilibro, desde el centro veo a los extremos y no quiero pertenecer a ninguno de ellos, rehuso, pero las dos ofertas son tentadoras, las dos me guiñan el ojo, me llaman con el índice, me dicen «Échate pa'ca bomboncito» , pero no!, no me convence defender ninguna de las dos partes -al menos no a morir- , a cada una le doy su parte de razón.

Hasta ahí todo bien.
Voy a tener que hacer una reunión basada en la sinceridad con esas dos prestigiosas influencias que tienen al mundo tirandose de los pelos, o como decía Cantinflas que si los "colorados o los verdes", que si la izquierda o la derecha. No hay derecho que las personas que vemos los dos lados buenos o rescatables de las dos partes, -por supuesto los lados malos también- no quepamos y estemos con nuestra banderita a media asta.

Somos excluídos, nos hacen el fúchila, somos como tigres sin rayitas, no nos definimos, no somos ni chicha ni limonada, nos etiquetan, nos llaman ignorantes de alto honor, nos hemos ganado miles de etiquetas porque tenemos el "don de la duda" , porque tampoco pactamos con los extremos y no usamos playeras que nos identifiquen, o sea le vemos los "asegunes" a cada propuesta que oímos desde el estrado.


Recapitulemos, bueno no ustedes, sino yo que soy la que estoy aquí de "escribiente" , no me quiero hacer la sueca con lo obvio, pero la conciencia no me dejaría tranquila por el resto de mis días si no digo lo que me parece, extenderé una carta hablada a mis dos litigantes que me exigen me definan, se pelean en mi mente para ver con cual voy a unir lazos a quién le voy a dar el "SI".

Mi carta hablada dira los "pros y contras" desde mi altivo pero humilde punto de vista.


Un cafecito?


20 comments:

EDS said...

Prima Filistea:
Si ya me traías emocionado con aquello de postear en dos tantos, ahora que son siete, ¡Me hiciste el día canija! (te copié la frase jajaja).

La primera parte está genial. Comparto con vos que los extremos son malos. Me acuerdo de aquel anuncio de la UCN en los 80`s en que dos flechas se paseaban en nuestro pais.

To be continued....


Abrazotes.

Alfarero. said...

Me hubiese gustado éste parrafo para el comienzo, para halar la lectura:

Me siento como el leproso aquel que tenía que cubrirse la cabeza con ceniza , andaba con su campanilla y gritaba por todos lados, ¡Leproso, Leproso! los demás se hacían a un lado pero el muy guarro leproso debajo de la vestidura cargaba su verdad. -Pues no hay que ser Chato, digo, también nosotros tenemos nuestro corazoncito rojito y palpitador- ¡Caray, que discriminación!

Muy bueno.

;-)

Abrazos.

CHC said...

Mi humilde opinion es que este estilo te queda mejor, mi Filis.

Bueno, es interesante saber a qué bando te vas a hacer o si vas a quedarte como el difunto don Jorge (como dice tu prima)...AL CENTRO.

Bueno, desde el punto de vista de que uno vive en USA, respira capitalismo y da de comer a su familia en economía de mercado, como que avienta el sesgo. Mas lo importante es lo que se lleva adentro, no como el leproso, pero por alli mas o menos...

Un abrazote, me gusto esta.

Gem@ said...

Ha sido muy agradable tu visita amiga Filistea, quise corresponder ya de paso he revoloteado por tu espacio y veo cuanto de nuevo por aquí...
Abrazos.

SR said...

y de antemano sabe que van a ser 7 capítulos? pues muy bien organizada la patoja :-)
como talvez se habrá dado cuenta desde que coincidimos en algunos blogs, a mí estos temas me ocasionan mucho más escozor que otros y como usted escribe para que uno comente (para qué más sirve un blog?) pues yo opino que no son pocos los que como usted dicen no tirarse ni para uno para el otro lado, suponiendo que yo haya entendido bien y se trate de una posición más que nada política.
Hace unas dos décadas digamos, las posiciones eran encarnizadamente opuestas, actualmente veo que la mayor parte de la gente suspira por el centro, siempre con el argumento ese de los "extremos".
lo que yo siempre me he preguntado es donde está la frontera de esos famosos extremos? donde comienza "el extremo"?
en conclusión este tema es mucho más subjetivo de lo que uno pueda personalmente preferir. todos somos un poco hijos de nuestra historia, de la sociedad donde vivimos y eso va a determinar siempre, absolutamente, nuestra posición en este tema.
le acepto el cafecito como propuesta para platicar.
saludos

EL ENMASCARADO said...

Por ahi vas y como buen novelero estaremos pendientes de la exposicion de los abogados...

ENTRE MAS A LA IZQUIERDA TE MANTENGAS, mas vas oler mis cocidos.

Gustavo A. Abril said...

Querida amiga, yo te seguiré leyendo aunque te declares "Neomarxista".

De Izquierda o derecha yo siento profundo respeto por la verdadera convicción (y las actitudes consecuentes) lo que no me parece coerente es el "centro extremo" que no es ni chicha ni limonada (mas honroso declararse "apolíticos", digo yo)

Un beso

Gustavo A. Abril said...

Fe de "RATAS"

Lease coherente con "H" please.

Julio Roberto Prado said...

huir de todos los ismos aconsejo Ortega y Gasset. hacerle caso es lo dificil. te leo

La Filistea said...

Buenos días.
Eds:
A veces me he preguntado que hubiese sido de Guatemala si la UCN gobernara, por algo trataron de impedir que Carpio llegará al poder, me pregunto, me pregunto....
Saludos Eds.

Alfarero>
Corregido..
Thanks, thanks, thanks :)

Chachi:
Chachí me hablas de las Chancletas del Zar, que conste que ahí andaba con varios grados de Alcohol encima.

Intentaré un díalogo (o monólogo) de lo más simple para exponer mis ideas!
Abrachos.

Gema:
Hey! que bueno leerte.

SR.
Escozo?.. creo saber por qué, a veces cuesta tanto hablar de política porque -y aquí voy a responder para mí un extremo- hay personas que ciegamente defienden un lado, lo he visto, es decir no ven ni los 'errores cometidos obvios' que han hecho los que tanto defienden eso a mí me deja en verdad muy intrigada, aunque por eso tampoco me declaro con la verdad absoluta.

Es una simple 'confesión-percepción' que constará de 7 partes.

Saludos y en Julio, estaré viajando por allá, ya me toca el turno.

El Enmascarado>
La Izquierda es un mundo de intelectualidad raro y como el oso.
Ja ja!

Mapache:
Tzingao!, Marx, fue mi primer mounstro a vencer, yo tenía miedo de leerlo, pero cuando lo leí , woww!! me quedé impactada sin duda de esas inteligencias poco concedidas a cualquier ser humano.

Al que todavía le tengo algo de miedo es a Schopenhauer, es que soy demasiado bruta para entenderlo bué, también me da miedo la bruja del sententayuno, pero esa es otra historia.

Chaludos.

Julio:
Es que siempre hay algo con lo que nos identificamos más.
raro en verdad?.

Saludos.

charakotel said...

Solo paso a echarte porras porque faltan seis pedazos más...


Saludos.

Indigo said...

Bárbaro posting, mi querida Filis, para robarte las manos con las que escribes. Abrazos amigaza!

La Filistea said...

Charakotel:
Gracias, gracias,

Índiga:
Como decís vos, se me hicieron chapitas en mis pálidos cachetitos.

Abrazos en ché. (otra fusiladota).

Nosotras mismas said...

Pasaba a darte las gracias por taconear.

Nos visitamos.

Besos.

Tanino said...

Todos hemos dudado en esa brecha, si saber bien si estamos del lado de la verdad o del que nos conviene.
La dura honestidad debería ser nuestro partido.
Giu

EDS said...

Vos Filistea:
¿Y como para cuando tenemos el siguiente capitulo?

jajaja!! Son casacas vos, tomate tu tiempo.

Alfarero. said...

Filistea:

He venido varias veces para leer el siguiente capitulo y me parece que me estas decepcionando un poco, porque el relato no prosigue.

Vengo a protestar fuertemente por esta sosobra que has iniciado, sobretodo por haber despertado la curiosidad colectiva y no responder con la siguiente parte de el matrix.

Protesto!

(por cierto que también estoy tomando muy pero muy en serio lo de "escribiré si no me rajo."

;-)

Abrazos.

El exigente.

PROSÓDICA said...

Bueno amiga paso por aqui a dejar mi huella, no mi opinion por que no he terminado de leer, pero paso al ratin y ya comentamos mejor. Abrazotes pues y que vuele la mente (jajajajja).

PROSÓDICA said...

Lo prometido es deuda. Pues me identifico totalmente con el texto. Tal vez no tengas que ser ni derecha ni izquierda, ni frío ni caliente, tal vez aveces está bien ser centro o ser tibio. Los extremos nos dejan caer en aquello mismo que criticamos muchas veces.
Prefiero no ser ninguno de los dos, que ser de aquellos que se afirman de un bando y no sólo no saben lo que dicen, sino que su vida o su pensar no es el reflejo de lo que escojen.

Goathemala said...

Tiro de progresista pero sin que mi progresía me haga perder lo que más valoro, mi independencia.

Te explayas muy bien en este género, mis felicitaciones.

Abrazos navideños.