September 13, 2009

Compromiso's

El evangelio Según Jesucristo.
(José Saramago)


(criptomnesia)
Algunos momentos de creatividad nacen de nuestra memoria empolvada. Contaba Jung que un hombre realizó una película que estaba basada casi literalmente en una parte de un cuento de Poe. Este hombre, decía que nunca había leído el cuento, por lo tanto no aceptaba que su película tuviera como fondo principal la historia del escritor. Jung explica que muchas crisis de nuestra vida tienen un origen de larga historia inconsciente, pero también nuestros momentos de creatividad. Es decir, el inconsciente toma una imagen pero la codifica como "símbolo" esto se queda guardado en una bóveda de recuerdos y en momentos de ensayo cuando trabajamos en una 'obra preconcebida' sucede que ésta tangencialmente se desvía. Todo esto para un fin de mayor reconocimiento o productividad.
Una vez más se comprueba la eficacia de nuestra mente auxiliar al darnos esos flashasos de lucidéz. Esto es serio, importante e interesante cuando se trabaja en el plano individual, pero más importante cuando toca el campo comunitario/social.

(individuo)
Edelberto Torres Rivas, dice: El rasgo que define esa responsabilidad individual es la noción de la autonomía moral que todos tienen. Páginas anteriores recalca que ni los patrulleros, ni los soldados, que fueron parte de un período de crímenes atroces en Guatemala, actuaban cumpliendo órdenes precisas, pero tampoco lo hicieron por su propia voluntad, pues siendo el escalón más bajo de los ejectores, cumplían su deber de acuerdo a estrategias mayormente cuidadas y estructuradas en clave. Un plan de maldad 'pre-elaborado', que obviamente en el nivel inferior y carente de educación el 'coco-wash' funcionó a la perfección. Un ejemplo claro de la responsabilidad individual puesta contra el paredón, es la escena trilladamente conocida que se utiliza para 'salir libre de las críticas', cuando Jesús dijo: el que esté libre de culpas que arroje la primera piedra. ¡Confirmado! en ese momento se dió un fenómeno extraño, la ley estricta que avalaba la lapidación por adulterio mostró su debilidad ante el 'auto-examen moral'.
Ahora bien, si hacemos la tarea desde el interior, no solo responsabilizándonos sino reconociendo que somos una visible puntada del tejido social nuestra figura de individualización empezaría a tomar forma para que se ajuste al rompecabezas. Algo asi como liberarse del pensamiento estadístico pasivo. Por supuesto que no estoy descubriendo el agua azucarada.

(a quién se le sirve ¿?)
Por ahí cuentan de aquel venerado santo que se enorgullecía de su fuerza física y además deseaba servir al más fuerte, decidió entonces servir a un Rey, pero viendo que éste temía al Demonio, quiso servir al Demonio, al ver que éste temblaba ante el Cristo del crucifijo decidió buscarlo y servirle. Un proceso de cambios y convicciones que San Cristobal experimentó. La historia continúa cuando ayudó a un niño llevándolo en hombros a cruzar un puente y cada vez se hacía más pesado, al final se dió cuenta que cargaba al Cristo con la humanidad completa.
Como las probabilidades de que carguemos a Jesus en hombros es bastante lejana, casi imposible, -el casi es necesario para sostener la esperanza- entonces, digo, después de tirar reyes, demonios, convicciones, ideas, supocisiones y extremos, aparece la carga que es necesaria llevar a cuestas y preguntarle quién es, por qué pesa tanto y lo más importante qué se puede hacer con ella (¿?). . . El misoneísmo es el mayor obstáculo para aceptar las cosas nuevas, aunque, según se predica no hay nada nuevo bajo el ardiente Sol. Vendrían, pues, las cosas viejas recien descubiertas a gritarnos nuestras responsabilidades. La sociedad madura convierte las cargas en responsabilidades.

(el necronomicón)
Según el simbolismo, nos hemos apartado de la naturaleza, los fenómenos naturales han perdido paulatinamente su simbología o sus repercusiones, por ejemplo:
El Trueno: la voz de un dios en colerizado.
El Rayo: su proyectil vengador.
El Río: contiene espíritus.
El Árbol: principio vital.
La Serpiente: encarnación de la sabiduría.
La Gruta de la montaña: la guarida de un gran demonio.
Ya no se escuchan las voces de las montaña ni de las piedras y el hombre ha perdido el contacto con el barro, con el polvo, con la tierra a la que un día volverá.
Entre las Bienventuranzas está apartado un lugar para aquellos que desde que sale el Sol, hasta que se oculta escuchan la voz de los muertos, las semillas que la tierra sepultó a algunos de forma temprana a otros en el momento preciso. Enviados de paz que nos muestran la historia real sin la cual la memoria y existencia de nuestros muertos vagaría eternamente en la más profunda y espesa oscuridad.

5 comments:

Enrique said...

La verdad que yo me alegro que en estos tiempos; el trueno, el rayo y el río no sean mas que eso: un trueno, un rayo y un río.

Saludos!

Prado said...

un gran post para un gran libro. Las últimas páginas son una exquisitez. Saludos.

jose lopez said...

¿y qué tal si los actos del individuo recurren constante, o digamos, eternamente? Porque todos nuestros actos están comprimidos en cada uno de nosotros, creo que hacemos a cada cuando un balance moral de ellos; me parece que de este balance nos nace un DEBER HACER.¿Entonces a quién servimos como individuos? si no tuvieramos el alcance de examinar nuestros actos, entonces todo estaría cinícamente permitido.(bien por el maetro Torres-Rivas al hablar de la autonomía moral que todos tenemos) y ¡que la tenían los soldados y los patrulleros!y estos últimos cometieron la mayor cantidad de asesinatos y desapariciones a partir de 1981. La guerra llegó por aquellos años a nivel de comunidad: hermanos contra hermanos, o, individuos contra individuos. La guerra no era ineluctable, y sin embargo llegó a la comunidad, este el mérito más horroroso de quienes le iniciaron. Ahora se nos hace tan difícil la reconciliación.

He escuchado a alguien que fue soldado activo en la guerra y me dice que "estaba defendiendo la patria" Sin embargo luego de ser dado de baja tiene que subsistir con el rídiculo salario de agente de seguridad privado, tiene que darle de comer a sus hijas, ya no tiene una patria que defender, solamente a sus hijas.

Besos filis.
Muy buen publicación.

el Kontra said...

Pero... hemos avanzado como seres humanos ¿? Tan superiores nos sentimos ante la naturaleza y sus fuerzas, ante esos compromisos que van más allá de lo físico e inelectual... ¿?

beun post Filis, me deja reflexionando.

Nancy said...

Doña Filis, muy buen post. Tengo que retomar algunos libros porque a veces pareciera que me formateara y cuando vengo a leerte... cabal, lo dejás a uno pensando...
Apapachos.
Estoy enojada con el blogger, que no me avisa cuando postean algunos blogueros.
Apapachos, otra vez