April 11, 2010

Krsna, la fuente del placer.

Krishna, la máxima representación de Dios, o el personaje que representa mejor a la Divinidad según los Vedas. En un criterio más bien de creencia y fe, Krishna se mueve en ese mundo espiritual como algo que se alcanza a travez del conocimiento, es decir, sobre la marcha se van conociendo sus virtudes, sus poderes, su sabiduría y su presencia. Aspirando encontrar ese lugar donde sea Él, el que conduzca la vida de los que le siguen. Si se menciona una de tantas diferencias entre Jesús y Krishna (aunque no hablaré de esto) o la más visible por lo escándoloso quizá (para algunos obviamente) es que él se tomó la libertad de tener muchas esposas, ¡Se cuentan por miles!. En relatos que han sobrevivido a travez de los siglos de como las conquistó, en un lenguaje o maravillosa narración de princesas que esperaban con ansias verlo llegar a robárselas para culminar su sueño. El tálamo.

Rukmini, por su belleza o vayamos a saber por qué, -eso quedará como secreto de alcoba-, es la principal esposa de Krishna, su rapto como sacado de Las Mil y Una Noches, es del último nivel de lo fantástico, se supone que ella estaba por casarse con otro a pesar que había sido ofrecida a Krishna, y en el momento de la celebración cuando los reyes y principes llegaban a ofrecerle la ofrenda que precede a la ceremonia, la encantadora mujer con la mejor arma de destrucción masiva que tenía deja medios muertos de la impresión a todos los principes, que cayeron desmayados al ver su belleza, momento por supuesto que nuestro estimado Krishna (nótese como le agarra cariño uno pues) aprovecha para robársela sin que dé tiempo a reaccionar a todo el convoy de elefantes que ese tiempo servían para la guerra. Bueno lo más interesante de esto es la lección que recibe después Rukmini.

Ella había sido dada en matrimonio por su hermano Rukmi, éste se saltó el divino mandamiento de esperar que su hermana se casara con Krishna, pensando pues que Rukmi tenía otras intenciones (netamente monetarias o ganas de pasarse de listo) decidió entregarla a otro hombre. Por supuesto, se le tenía que dar una lección, muy cuñado de Krishna o lo que fuera pero había que darle sus cachetadas. Recordando que todo funciona de esta manera por la ley del karma o por la ley del efecto secundario (¡semos malos!).

Haciendo más corto el relato:
Krishna fue perseguido por los reyes aquellos que se habían desmayado como Dominó, al ver la belleza de la princesa, pero ahora avivados por el coraje pelearon y perdieron obviamente ante el mas poderoso, aquí viene lo mejor, Rukmi, tenía que pagar el haber desafiado las órdenes. Posiblemente en aquellos tiempos merecía la muerte, pero su jerarquía de cuñado le salvó el pellejo más no la barba porque lo trasquilaron arrancándole tambien los bigotes y el cabello, dejándole (dice Bhaktivendanta) unos pelos por aquí otros por allá. Para vergüenza suya y recuerdo de lo que antes presumía (eso lo digo yo). La princesa que sintió compasión necesitaba palabras sabias que llegaran a dar orden y lucidez a su alma y El Señor Balarama le dijo: "No debes lamentarte de que se haya hecho que tu hermano se vea muy raro. Todo el mundo sufre o disfruta los resultados de sus propias acciones" Bueno, tampoco esta frase es la nueva revelación del mes de Abril, pero no deja de tener vigencia a estas alturas. Continúa El Señor Balarama . . . "Mi querido Krishna, un pariente, a pesar de que merezca ser muerto por haber cometido tal disparate, debe ser excusado, pues cuando tal pariente es consciente de su propia falta, esa conciencia en sí misma es como la muerte; por lo tanto, no hay razón de matarlo"
A ver, pongámonos cómodos. Tan poderoso es el parentesco que nos permite "excusar" las faltas, como la de Rukmi quizá, digo, tratando de ponernos en los zapatos de Krishna, pero. . . ¿Y otras faltas?; dejémosle eso a la conciencia individual, tampoco se trata de tender el lazo y asolear nuestro trapitos, pero, como último 'PERO' ser conscientes de nuestras propias caga...das y arrepentirse es el peor de los auto-castigos, aunque para fortuna de los políticos y mandamases de guerras afeitarse a lo "gillette fusion" viene a ser parte de la disciplina que diariamente se aplican. Pobrecitos hay que tenerles compación.

Más allá de la linda historia, es decir, las enseñanzas y aventuras de Krishna, nunca es tarde para saber que cada cultura tiene su propios proverbios, que los conozcamos o no, son como un mismo hilo de lo universal de aquello que rige lo espiritual en niveles y caminos donde solamente se encuetran los sabios y los maestros.


He dicho!

 Libro:
Krsna, la fuente del placer.
A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. 

1 comment:

ixmucane said...

La eterna historia de la lucha de los monopolios contra los pequeños productores. Los monopolios aniquilan a los pequeños, porque se creen dioses. Y todo el que quiere cambiar es un traidor.

Triste historia.