April 19, 2013

A pesar de usted mañana ha de ser otro día . . .

 #SIHUBOGENOCIDIO

Primero.
Parece que aún tenemos el miedo milenario a expresarnos abiertamente. Como si un gigante invisible tuviera sus ojos todo el tiempo sobre nosotros aplastando nuestra voluntad de expresión y de rebelión. Constamente la Iglesia y creencias medievales nos forzan a marchar derechito poniéndo como undécimo mandamiento y en la lista de pecado mortal "la protesta". ¿Tienen razón acaso? otorguemos el beneficio de la duda por aquellas protestas incendiarias que queman literalmente los mercados y negocios y nos hacen ver como desquiciados maltratando lo que nos venga enfrente.
Claro, cualquiera dirá: si usted protesta por la tarifa de autobús por qué quema el autobús. (?) En pocas palabras sería "no destruya la propiedad, desarme el sistema intelectual corrupto y burocrático".  Pero ir a la cúpula de poder y mover palancas del control sistemático es difícil, complicado, más, cuando ellos son especialistas en poner espejimos en el camino, uno tras otro, y ahí estamos atacando espejismo tras espejismo.  En una lucha de fuerza física contra cortinas de humo. La cual, a huevos, vamos a perder.

Segundo.
La facilidad de escribir (ahora) la historia es un arma de doble filo. Cuadernos, libretas, libros, poemas, internet y hasta un diario de con Hello Kitty pueden contener fragmentos de la historia. Fragmentos reales. Fragmentos falsos. Pero... ¿Qué es falso? ¿Qué es verdadero? No pretendo mostrar un "pie chart" con porcentajes coloridos. Más bien, entramos en un espacio de conciencia al que se llega por el conocimiento, mientras que la ignorancia construye abismos cada vez más profundos.
Fausto, es un buen ejemplo de esa ambición. Conocemos la copla, de la mano de Mefistófeles buscaba conocimiento se iba a las cortes celestiales, presenciaba aquelarres, ceremonias inciáticas y nada de eso le convino hasta que un día cansado se tiró sobre la hierba y la inmesidad del cielo, el aire, la tierra le revelaron la ciencia. Es un pequeño párrafo en el libro donde lo declara. Ciencia. Repito.

Tercero:
El "pequeño párrafo" del misterio de Fausto es una etiqueta, mejor dicho en mayúsculas UNA ETIQUETA. Etiquetar es fácil, como los apodos, Pedrito es de baja estatura (etiqueta: enano) Panchita es gorda (etiqueta: elefante, ballena etc) Panchito tiene acné (etiqueta: cara de pizza) ¿Ven hermanos? es fácil etiquetar pero sobre todo hay un transfondo. La figura. Y si cruzamos la cortina la etiqueta también es una ceremonia y un ritual.

Martín Lutero clavó sus tésis en la puerta de la Iglesia, una ceremonia que decía: entremos en debate, discutamos las tésis, lleguemos a un acuerdo, quitemos la cortina de polvo, hay algo más que religión y dictámenes. Sus etiquetas le dieron vuelta al calcetín religioso de aquel tiempo.

Otro Martín: Martin Luther King Jr,  con la etiqueta "I have a Dream" clavada en las conciencias, primeramente, de la gente negra de los Estados Unidos que vivían bajo un hostigamiento supremacista que los recluía de la sociedad que disfrutaba de todo a lo que todos deben de tener derecho, pero él entendía que primero debían estar convencidos los negros que ellos podían tener un sueño de igualdad que si bien no se conseguía en  un pestañazo, la semilla tenía que plantarse. En este caso el doctor Luther King Jr, usó la etiqueta "I have a Dream" (¡Ah tzingao! que bien escribo el inglés).
Es decir, una etiqueta bien usada es tan poderosa como una semilla. Y una semilla que para dar fruto tiene que morir, es así que entramos en otro terreno: La muerte.

Cuarto:
Toda mi gente hoy anda
hablando bajito
mirando en el rincón, ¿vio?
*

¿Cuánto tiempo esperaron las osamentas para ser encontradas por la Fundación de Antropología Forense de Guatemala? Décadas, semillas muertas que no vieron la luz, pero ellas mismas son la luz. El fruto, la cantidad de testigos y testimonios de gente que escuchó, recordó, que huyó en la pesadilla. En la oscuridad. Ahora Luz.

Usted que inventó ese estado
e inventó el inventar
toda la oscuridad.
*

Quinto:

#Síhubogenocidio

Nuestra etiqueta, nuestro ritual, nuestra ceremonia silenciosa en lo profundo, a grito suelto en lo público. Un pedacito de la semilla, del principio de la justicia. Nuestra arma. Nuestra voz. Pecaré de presumida si digo que estamos en la fase de fruto de aquellas semillas. Ojalá.

#Fuerzacarajo

La fuerza es un monstruo simpático, la pedimos a cada momento incluso para abrir una frasco. Un momento "muga" del que habla Abraham Maslow, todas nuestras fuerzas concentradas sin pensar en otra cosa, más no sea, en abrir el frasco.  Aquí, las tumbas se abrieron, la fuerza de la resistencia es espiritual. Siempre partícipes del ritual. No lo olvidemos.
Y así como hoy  en adelante. Colgemos la etiqueta en algún lugar de nuestra esencia, en algún lugar de nuestra vida. Ayer 18 de Abril  decenas levantaban sus etiquetas frente a la Corte Suprema de Justicia de la ciudad de Guatemala. Como una pirámide urbana donde se ofrencen los sacrificios, las calles alrededor de la CSJ parecen pasillos de algún mercado antiguo del medio oriente donde los corredores hacían de las suyas. Por ahí, estaban mis hermanos ayer en vigilia, pisando el terreno donde se negocia la libertad de culpables e inocentes. Esta vez eran guerreros sin el amor reprimido ni el grito mordido (y aquí parafraseo a Chico Buarque).
Una mañana del 19 de Abril del 2013 a treinta años de una de las tantas masacres e injusticias perpretadas por personas sujetas al mando supremo de el General Efraín Rios Montt desde el exilio y como parte del #cantón49 declaro:

Tendrá entonces que ver
al día renacer
derramando poesía.
Cómo va a silenciar
nuestro coro al cantarle
bien de frente.*


General
¿no importa cuál?:
para ser General,
como usted, General,
hay una condición fundamental:
ser un hijo de puta,
General.
-Manuel José Arce-



P. D. * la maravillosa canción A pesar de usted de Chico Buarque.

3 comments:

Juan Carlos Lemus said...

Tus palabras contribuyen a eliminar la mugre de quienes aún quieren vernos como animales. Aquí está la prueba de que avanzamos y de que comprendemos la realidad desde el ángulo preciso, no desde donde nos lo muestran los medios y las instituciones. Agradecido y emocionado por tu voz, Salve, filis Filis tea

la-filistea said...

Gracias Juan Carlos.
Me siento profundamente agradecida que haya venido a leer este "post".

No voy a negar, estoy muy afectada (en lado bueno y malo) y su saludo me dió más ánimos y fuerzas.
Gracias.

Spd said...

Estoy seguro que no tengo tanto conocimiento literario, político y cultural como el que tenes (ni una quinta parte) pero eso del SiHuboGenocidio me parece muy mediático y polarizado y yo soy uno de esos que consideran que NO hubo genocidio. Hubo masacres, crueles y terribles, pero no genocidio. No defiendo las acciones de Ríos Montt, para nada, pero la intención NO era esa, de lo contrario, el ejército no habría aceptado a sus hermanos "indígenas" en las filas de combate, no? Me parece bien que hayan juzgado y condenado al General, pero sigo creyendo que NO hubo genocidio desde el estricto sentido de la palabra. Pero como dije al principio, no tengo tanto conocimiento, así que mi fundamento no es nada más que otra opinión...

Igual, es interesante ver el efecto que el juicio y condena tuvo en nuestra sociedad. Saludos!