January 15, 2008

Don Tito y sus Moscas!


Siempre que leo a Augusto Monterroso, sus letras tienen la mala leche de hacerme llorar, entro en estado puro de "homesickness". Me imagino que mantenemos un diálogo, quedandome dudas que aclara en las hojas siguientes, pero nacen otras, más más y más, hasta que se crea un cuadrado vicioso (digo, los libros son cuadrados no?) que me obligan a no olvidar que él existe. Tengo la leve sospecha que en mi vejez aparte de mis gatos de peluche que rodearan mi silla mecedora, le ordenaré a mi mayordomo con voz de anciana millonaria: Jaime, traéme mi libro de Monterroso, (Movimiento Perpétuo), mis anteojos y mis Rubios Mentolados, por vida tuyita!- Porque, Monterroso ya forma parte de mi vida.

Él es de esos escritores que tuvo la virtud de enlazar sentimientos e ideas en pocas líneas, maestro de hábil manos que se quedó para siempre en el vasto campo de la buena literatura, sus textos siempre me dan esa familiaridad con la tierra, con ese pedazo de Guatemala que traigo incrustado entre pecho y espátula.

Su inteligencia privilegiada y con aparente inocencia, lo llevó a dedicarle un tiempo a algo que para mí (en la literatura) era pasado por alto complemente. ¡No miento!. Nunca entendí que trato oculto se trae la Mosca para aparecer de pronto en la pluma de los grandes, y quedarse aplasta entre página y página. ¡Por Dios!

Monterroso, dice en su famoso texto de las moscas lo siguiente:
Hay tres temas: el amor, la muerte y las moscas. Desde que el hombre existe, ese sentimiento, ese temor, esas presencias lo han acompañado siempre. Traten otros los dos primeros. Yo me ocupo de las moscas, que son mejores que los hombres, pero no que las mujeres. Hace años tuve la idea de reunir una antología universal de la mosca. La sigo teniendo. Sin embargo, pronto me di cuenta de que era una empresa prácticamente infinita. La mosca invade todas las literaturas y, claro, donde uno pone el ojo encuentra la mosca.

Ven?, yo me quedé pensando, ¿Está hablando de las mismas moscas desgraciadas que muchas veces uno tiene que andar espantando en la casa? Porque, lo primero que a la gente se le ocurre cuando vé una mosca es ahuyentarla, seguirla para matarla o advertir: Chis, popo nene! Pero resulta que Monterroso, supo que eran enviadas de alguien para atormentarte aunque sea por escasos minutos la vida, hasta supone que la mosca que a uno se le para en la naríz puede ser descendiente directo, de la que se paró en algún lugar de la sexy Cleopatra. (¡Ohh my God, que cosas se le ocurrían a este hombre!).

Escandalizada, me puse a buscar entre mis vetusto archivo, tratando de acordarme dónde diablos yo leí algo de la Mosca, y ¡Ohh sorprais! me acordé de Kafka, de mi buen Kafka, pero resulta que no era una mosca en la que se despertó ese día Gregor Samsa, fue algo más parecido a una cucarachota, o quizá un "ron ron" como diríamos en mi pueblo, o sea que descarté la primera opción. Seguí buscando y ¡Bingo! dí con otro que no pudo ocultar la tentación de escribir sobre la Mosca, ahí tenía frente a mis narices al Gran William Blake, ay ay ay lo digo yo, el poeta más autentico que existió.


Pequeña mosca,
tu jugueteó veraniego
fue truncado
por mi descuidada mano.

¿No soy yo
una mosca como tú?
¿O no eres tú
un hombre como yo?
Porque bailo
y bebo, y canto
hasta que alguna mano ciega
me barre el ala.

Si el pensamiento es vida,
fortaleza y aliento;
y la carencia
de pensamiento es muerte;
entonces yo soy
una mosca feliz,
ya vivo, ya muerto.


Y esto no acaba aquí, encontré otro maravilloso poema de Antonio Machado, véalo por si no me cree:

Vosotras las familiares,
inevitables, golosas,
vosotras moscas vulgares
me evocáis todas las cosas.

¡Oh viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!

Moscas de todas las horas,
de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada,
de esta segunda inocencia
quedando creer en nada,
en nada.

Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras noches de estío
en que yo empecé a soñar.

Y en la aborrecida escuela
raudas moscas divertidas,
perseguidas, perseguidas,
por amor de lo que vuela.

Yo sé que os habéis posado
sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.

Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas
ni brilláis cual mariposas,
pequeñitas, revoltosas,
vosotras amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.


¡Dios mío! ésto me suena a una invasión, saldremos vivos de lo que puede ser una hecatombe mundial?. Me late que si sigo buscando voy a encontrar muchas cosas más y quizá no me vaya a gustar que un simple animal travieso, feo, asqueroso, y sin aparente oficio (para mí) esté teniendo tanto espacio en la literatura. Ya brincaron de la sopa a los libros.

¿Qué nos espera Señor?..



19 comments:

Prado said...

con que no sea una plaga de moscas, en tierra de filisteos...
es universal la mosca.
Monterroso es un genio.
sabés qué dijo en una entrevista: "algunos críticos afirman que "el dinosaurio" no es un cuento. Y tienen razón. Es una novela".
Maestro.

Uno de Cada Tres said...

Bueno, yo creo que Monterroso tenía mucha inteligencia, y eso que dice la Chachi por ahí, que hay frases muy "achapinadas" en las letras de Ricardo Arjona, o sea, Monterroso tenía esa como gracia que se escucha por acá (Guatemala).

A mi me gustó mucho Monterroso durante mi infancia (tranquilo precoz), y bueno, si tengo qué escoger entre Monterroso y el Bolo Flores, escogería al Bolo.

El Bolo dijo en esa entrevista que le hizo Perdomo Orellana, que tanto me gusta ese libro, cuando le preguntan por la literatura de Monterroso: - "De su tamaño.".

De todas formas, aunque no sea tan grande (su literatura) como Gabriel García Marquez dice (y es que Marquez dice lo primero que se le ocurre) si estuvo como candidato a la preselección de los Premios Nobel del... qué año?... 97?... Pues algo tendría el donsito, pa' escribir.

Entiendo que le saque los mocos, como se lo sacan a uno el chile con caldo bien caliente en el Mercado Central, porque Monterroso apestaba a Guatemala.

Lo más admirable de Monterroso es que no fue a estudiar, y que trabajaba en una carnicería y que todas las tardes se iba a leer a la Biblioteca Nacional. Decía él de la Biblioteca Nacional, que cómo toda Biblioteca de un pais empobrecido, sólo tenía buenos libros, y que por eso él había tenido contacto primero con los Clasicos.

Y bueno, estar así en que Monterroso era bueno y no lo era, está de la gran puta, así que mejor me callo y sólo quise dar mi opinión. Igual cada quién pensará lo que le da la gana ;)

Ahí sí como dijo Monterroso: "Uno de Cada Tres".

Un saludo a la mocosa de la Filistea. Ya no esté pensando en sobar gatos de peluche. ;)

Nos vemos.

EDS said...

A mi si me sacan de onda las moscas, pero definitivamente ahora las respeto (si se le puede decir así, pues de todos modos las mato) desde que supe que Monterroso les dedicó su tiempo.

Monterroso para mi es muchísimo mejor que el bolo jajaja (es cuestion de criterios, no quiero ofender a nadie!)

PROSÓDICA said...

Me sacaste las carcajadas vos. Por un momento pense: "....y yo sigo sin ser parte de ningún verso o párrafo..." jajajajja.

Interesante. Se nota que estás invirtiendo tiempo en tus post....bien hecho!!!.

Abrazotes amiga

Uno de Cada Tres said...

No nos ofendemos (es que somos tres) porque prefieran a Monterroso antes que al Bolo (Flores).

Lo de que el Cuento del Dinosaurio es novela, eso sí nos parece sumamente exagerado, como nuestra forma de escribir.

En ese caso, Tríptico sería la Biblioteca de Alejandría, o algo más grande.

EL ENMASCARADO said...

MONTERROSO,
Sin duda el Catracho era genial.

En la dominicana le llaman MOCAS a las moscas...IMAGINATE SUS hordas de turistas europeos ORDENANDO MOCAS, en las cafeterias de Santo Domingo.

CarlosP said...

Doña filistea escribe usted muy bonito, vine por recomendacion de Chachi y ya tengo otro blog interesante donde estretenerme. Monterroso me gusta mas que el bolo.

Saludos

Filistea said...

Prado:
Espero yo también que no sea una plaga de moscas en tierra de filisteos, sino ya me carrociaron las pu..
Sí, Monterroso es un genio, leerlo para mí significa dialogar con él, creo que usaba mucho la introspección para escribir.

No me sabía esa anécdota.
Saludos.

Uno de cada tres:
Exacto, creo que hay épocas que uno se identifica con alguien, y no presisamente tiene que ser mejor que el otro, yo del bolo todavía no he leído nada. Asi que por ahora es Alcohólico Anónimo (para mí).

You wrong: Márquez, no dice lo primero que se le ocurre, por cierto tenemos pendiente un debate, sobre eso. Já faltaba más!

Eds:
Las moscas son fastidiosas, más cuando caen en la sopa, aunque a veces puden hacerte millonario , si es que caen en la sopa de un resturante de la 5a. Avenue de Manhattan ya la hiciste.

El bolo?? God, tengo que conseguirme un libro de él.

Prosódica:
Se nota?.. me imagino que ahora estarán más decentes no?.
Abrazos.

El enmascarado:
Ja,ja! yo por eso pronuncio bien la "S" sino imaginate!.

Carlos P.
Gracias, bienvenido siempre,ya sabe a sus órdenes.

Abrazos.

Martín Bolívar said...

La verdad es como los ojos de las moscas que tienen miles, depende con cuántos ojos se mire la realidad. La verdad está en todas las mentiras, que pone en boca de uno de los pesonajes de La novela de Perón, el escritor argentino Tomás Eloy Martínez. Tenés un blog interesante porque te hace pensar.

EL MAPACHE said...

Me he deleitado leyendo este comentario-reflexión sobre Monterroso y sus moscas (y las de Blake, y de la "cuca" en que se convirtió el pobre Gregor Samsa en "La Metamorfosis" de Kafka (uno de los libros que más sentido tiene para mi porque en algún momento me pasó lo que a Gregor Samsa)

Detesto las moscas, y si de mi dependiera, las exterminaría de un plumazo.... pero tu texto me ha encantado. Le pondré más atención a Monterroso..... y a otros nacionales, porque los hay muy buenos.

BESOS

Uno de Cada Tres said...

Pensamos que cuando el Bolo se muera, todos acá serán sus fans. Monterroso sera muy pequeño, y ustedes tendrán muchas anecdotas qué contar.

Así es la vida.

Alfarero said...

Hola Filis:

Pues de todo el comentario que escribiste, me gusto mas el dibujo de la mosca gorda.

Filis, cuando nos vas a sorprender con tus dibujos?

Cuando?

Abrazos.

Alfarero.

Filistea said...

Martín Bolívar:
Quema cocos esa frase no?, oye gracias por el cumplido. Bienvenido.

Mapache:
Kafka, es impresionante, a pesar de no identificarme con ninguno de sus personajes, me encanta esa sensación de no querer soltar el libro!.
Las moscas son un dolor de cabeza en verdad!. Aquí nos salvamos de eso. Thanks God.

Uno de cada tres:
Nahh, no solo porque esté muerto Monterroso, nos gusta, nombre, usted si que no la hace va!! En vida hermano, en vida!

Alfarero:
Para que dejés de estar alegando ya te envié algunos, espero no pongás una exposición en tu pueblo, sino me las pagás.
Hermano, porque te desaparecés?.


Alfarero said...

Hola Filis:

Me refería a que las publicaras acá.

Mi ausencia se debe a que estaba guardado en mi lámpara desde diciembre, y hasta que la frotaron pudo aparecer mi genio.

:O)

Abrazos a ti y a la familia.

PS. Como están todos, y las bebas?
Apuesto que será varón.

Filistea said...

Alfarero:
Ya lo veré, ya lo veré, si publico mis obras de arte por aquí.

Mirá vos como que andás algo atrasado de noticias verdad?.. Salís con cada cosa Alfarero.

Por cierto?, cumplis deseos, tengo un par que me caerían como anillo al dedo, que tal si me decís cual es el número de la lotería?.

Alfarero said...

Doña Florinda, Digo Filistea:

El día de ayer estaba por enviarle los números de la loteria que me la harían millonaria, pero algo sucedio con el envio sin embargo en un bruzco y terminal momento se cerro el browser de forma sorpresiva, no hay duda que los números eran mágicos.

Asi es que tendré que dejarselos en un posteo especial para que los escoja y pueda llegar a la fama del jet -e set -y.

Goathemala said...

De mosca para arriba no puedo matar animal ninguno.

He pensado que no hay moscas sino una mosca repetida muchas veces.

Monterroso me gusta mucho pero a veces me parece que riza lo ya rizado. Hay un excepcional escritor chapín casi desconocido. Se llama Virgilio Rodríguez Macal.

Lástima que tuviera una existencia tan corta.

Ahora estoy leyendo a Dante Liano.

--
Saludos.

Goathemala said...

Sé que Virgilio Rodríguez Macal es popular en Guate pero no fuera de allí. Leí un libro de él llamado (creo) el misterio del mundo verde y me dejó increíblemente satisfecho.

--
Saludos.

Filistea said...

Alfarero:
Te encargo que para la próxima estes alerta a la voz de tus antenitas de vinil.

Goathe:
Virgilio Rodriguez Macal, es uno de los mejores escritores que ha dado Guatemala, me recuerda mucho a Kipling, y a Quiroga, la forma de humanizar a los animales en la Mansión del Pájaro Serpiente que debe de ser pilar en la literatura guatemalteca.
Me alegra mucho encontrar un comentario tuyo acerca de él.

Saludos.