May 21, 2008

Ha llegado la hora de hacer cambios y lavado de ojos ...


CAMBIOS DE NOMBRE


A los amantes de las bellas letras
Hago llegar mis mejores deseos
Voy a cambiar de nombre a algunas cosas.

Mi posición es ésta:
El poeta no cumple su palabra
Si no cambia los nombres de las cosas.

¿Con qué razón el sol
Ha de seguir llamándose sol?
¡Pido que se llame Micifuz
El de las botas de cuarenta leguas!

¿Mis zapatos parecen ataúdes?
Sepan que desde hoy en adelante
Los zapatos se llaman ataúdes.
Comuníquese, anótese y publíquese
Que los zapatos han cambiado de nombre:
Desde ahora se llaman ataúdes.

Bueno, la noche es larga
Todo poeta que se estime a sí mismo
Debe tener su propio diccionario
Y antes que se me olvide
Al propio dios hay que cambiarle nombre
Que cada cual lo llame como quiera:
Ese es un problema personal.

La cueca larga, 1958.

Nicanor Parra..

Instrucciones para llorar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

FIN

Julio Cortázar.

P.S. Alguna propuesta in-decente para el sistema?


7 comments:

::::]GabRiEl WoLTke[:::: said...

fijate que recien ayer estaba bajando la obra completa de nicanor parra, solo es cuestión de buscar memoria chilena y zassss

recomendada.

Quimera said...

ME ha gustado bastante, creo que tenía unos cuantos años de no leer nada de estos autores, aclarando que del primero solo he leído poesía ignoro si tiene más obra, y del segundo cuentos... pero me refrescó la memoria... que bonita descripción del llanto... aprovecho para invitar a mi blog nuevo... ciao

La Filistea said...

Gracias por la recomendación Gabriel.Los artefactos de Parra son lo mejor de lo mejor!Me identifico mucho con su antipoesia.

Quimera:
Aparte de las intrucciones para subir una escalera, estas reglas para llorar de Cortázar deben de acatarse supongo.!

Por cierto:
Que tal si como nueva propuesta, pedimos que:
Ceviche se escriba siempre con "c".

Qué el único libro de Cohelo, que deba de estar en las librerias (tratando de ser bondadosa) sea Verónica decide morir...

..esas se me ocurrieron por ahora.

Pirata Cojo said...

Cambiarle el nombre a las enfermedades y llamarlas desajustes, para que no nos andemos quejando.

Cambiarle nombre a los días y que todos se llamen domingo.

Llamar al consumo pecado, para que de una buena vez dejemos de gastar el dinero que no tenemos.

Abrazo grande manita.

Hop Hunahpu said...

que diera yo por poder hacer eso!!!

.: arte-sano :. said...

llamarle a las cosas por "su nombre" como quien dice.

Pirata
A mi me gustan mas todos los días Sábados. (los domingos tienen en mi la mala fortuna del Lunes al otro día)

La Filistea said...

Pirata:
Eso de las enfermedades te quedó bien!. Más cuando después de una te quedás tan sensible y proclive a la hipocrondia. (cruz cruz).
Ajá, desajustes sería lo mejor, échale!

Yo prefiero que se llamen viernes.

Hop-Hunahpu:
???

Arte-sano:
Yo le voy a Parra, si creo que algunas cosas deberían llamarse de otra forma.