August 05, 2008

De herencias y divagaciones


Quiero contarles que acabo de recibir la herencia de parte de mi abuela paterna, un regalo encantador y muy significativo porque está hecho con sus manos, a sus 90 años mi abuela Arminta lo hizo para mí. Una de las cosas que más me sorprendió fue ver la precisión del trabajo, la experiencia, el cuidado y el amor con que lo elaboró.Se nota.

Pienso que las herencias (matando el significado) deberían de darse en vida, leer los testamentos también en vida, que el testador esté ahí y vea la reacción de los disconformes y los agradecidos. Exactamente eso es lo que pienso hacer cuando mis nietos: Salvador, Ernesto, Luvina, Conchita y Paolo -el benjamín de la familia- les toque su turno y sean mayorcitos. No creo que que haya mayor problema cuando reciban su dote a menos que la personalidad de Conchita haga de las suyas. Ella parece que traerá el tercer sello matriarcal de la familia en la aorta, porque en el corazón es donde se enraiza el matriacardo -¡tzingao!-, puede entonces, no convenirme darle la herencia en vida. Al menos lo que tengo pensado darle.
Imagino la escena: viéndome con ojos de 'rencor' frunciendo los labios hacia la izquierda y hablando entre dientes.Y yo, como estaré en la edad del chocheo me haré la cruz santificadora desde la frente hasta el ombligo, clamando a la providencia que aligere mi dolor. Porque saben? a esa edad que hemos sido padres por segunda vez es donde duele más un desprecio.
Por eso en mis oraciones nocturnas y desiderativas pido lucidéz para el momento en que oiga las campanas del cielo tan cerca como las de la tierra (en pocas palabras cuando tenga un pie aquí y otro allá) .

La vejez es la insignia del respeto a nivel mundial, hace que las cabezas más poderosas se inclinen, o al menos, que presten un poco de atención a las sugerencias, uno de mis alientos fue cuando La Madre Teresa de Calcuta le escribió una carta a George Bush y Sadamm, diciéndoles que guardaran sus pistolitas y humitos, que sus armas causaban más destrucción en el mundo y pudiendo escoger el camino más corto -la Paz- elegían uno que cobraba tanto sufrimiento y vidas (matones de mierda). Y aunque no le hicieron mucho caso, al menos no refutaron sus palabras.En este caso ella tenía la autoridad que dan las obras bien hechas, como mi tía Cándida por ejemplo, la segunda matriarca de la familia, ella recibió la batuta cuando mi abuela decidió no seguir a cargo, al verla llegar de visita todos los sobrinos en fila, nos poníamos la mano derecha rígida sobre en la sien ofreciendole nuestro respeto. Ella es guapísima quizá por eso jamás se casó, quizá los hombre se sentían intimidados con su belleza, "betoasaber" pero de ahí la sospecha que mi nieta Conchita puede traer el tatuaje matriarcal y que se sienta ofendida si le regalo "un delantal", y piense que la estoy esclavizando a la cocina, porque eso fue lo que me heredó mi abuela Arminta, "un delantal verde" por supuesto yo lo recibí contentísima aunque no puedo asegurar que mi nieta lo reciba de la misma forma.

Es increíble como los ciclos de la vida se mueven de forma tan precisa, 'hoy estamos, mañana nos vamos, es el camino que todos llevamos '. . . y por ahí se dejan huellas físicas o espirituales en la gente que ya no está, en los que nos acompañan y los que vendrán, -como mis nietos que sin haber nacido yo ya sé que heredarles-.

Así es la vida!

28 comments:

Indigo said...

Que bonito regalo. Y mejor aun, pues viene de las manos de la abuela.

Ya te estaba contando que mi abuelita pretendió hacerme un regalo antes de irme de california con una escoba para que me la llevara en el avión...y aunque todavía me mata de risa cuando le dije que no podía entrar con una escoba ni ponerla arriba de las cabezas de los demas pasajeros---la abuela, por fortuna---no se sintió despreciada.

Pero hablando de bordados... mi abuela antes podía hacer unos puntajes bellísimos a pura mano, un arte que hoy en dia, esta casi perdido. Con decirte que yo nunca he aprendido ni a pegar botones sin coserme los dedos de paso.

Y nada menos hace dos años, me compre una máquina de coser, dizque, para "aprender" el arte de la costura. Pero hasta la fecha nunca la saqué de la caja. Por el momento ya tome la decisión de ver a quien le regalo la máquina; a mi simplemente me estorba.

Pero bueno... ya me desvié del tema, jejeje. Un saludote amigaza.

Indigo said...

Oye Filis,
Estaba bonito el otro fondo que tenia tu blog. Se lo hubieras dejado por lo menos unos dias mas mujer antes de ponerte a pintar otro. A veces entro a este espacio y pienso que me equivoco de sitio. Nombre, ya parece sicodelico el lugar. jejeje

Abrazos.

alfarero said...

Donde estoy?

Me pregunte al visitar este día el blog, el verde me dejo medio ciego, afortunadamente tenia lentes oscuros (polarizados pues) al momento de entrar en el teatro.

Será que el mood se cambio?

Yo no sé nada de los matriarcados asi es que esta vez no comentaré sobre dicho tema, mas por cuestion de temor a que me caigan mis pescozadas.

Lo que si podria comentar es sobre las herencias. Pero eso será en otra ocasión ya que aun me duelen los ojos.

:O)

Abrazos.

Alfarero.

Ps. Hola Indigo, yo estaba por enviarte unos calcetines rotos que tengo guardados y no uso por lo de los agujeros, pero veo que no puedes surcir.

Prado said...

me hace tan bien leerte...

JOHAN BUSH WALLS said...

Debo confesar que me gusta más este look de tu blog. No me atrae leer caracteres blancos sobre colores oscuros, cosas mías.

En mi familia, de mi abuela heredamos buenos recuerdos, todos por igual, creo que eso es mejor que los bienes repartidos en forma desigual, siempre habrá inconformes.

Salú pue

EDS said...

Dichosa vos que tenés el privilegio de disfrutar esos detalles.

Yo solo pude compartir con mi abuelo paterno, guardo de él los mejores recuerdos y admiración por su perseverancia, dignidad, honorabilidad y disponibilidad de siempre ayudar a los demás.

Por cierto murió un 18 de agosto y pienso ver si me da tiempo de hacerle un post en estos dias.

un abrazo prima y disfrutá de esos pequeños detalles de la vida que al final son los únicos que valen.

Abrazos.

La-Filistea said...

Índigo:
Menos mal que tu abuelita no vió eso como "fuchi".. Ya me imagino con una escoba en el avión, habran pensado que pensabas abrir la ventana y salir por ahí para hacer carreritas con el avión. Ja ja!

Yo si le he entrado a la máquina de cocer, mirá sirven para mucho por ejemplo los pedazos de tela podés hacer fundas o títeres.. Después te paso el tip.

Tengo un problema con java, no me lee las imágenes ni nada, entonces tuve que poner un fondo blanco para leer.. so sad.

Alfarero:
Estas aquí mismo, pero según yo puse un fondo azul! está en las últimas mi dinosaurio.No seas atenido vos agarrá una aguja y remendas tus calcetines ..Pos este!!

Prado:
Mama mía, que sorpresa!
Saludos.

Johan:
verdad? pues a falta de java.Así es difícil quedar bien con todo mundo.Imaginate!

Eds:
Tuve la fortuna de conocer a mis cuatro abuelos, y ahora sólo mis dos abuelas están vivas.Mi abuelo (el que más conocí) murió trágicamente hace cuatro años y sé lo que se siente que se vayan.

Mi abuela Arminta es una de las viejitas más valientes, lúcidas y de carácter que conozco. De ella heredé el arte de la cocina, que por cierto ayer hice queso fresco y pan francés ya te imaginarás la cena que me pegué.
¡He creado un monstruo!

Espero el post primo.

Ciao, ciao.

Denise Phé-Funchal said...

Hey, qué buen regalo, hace años que quiero un delantal -la cocina es mi mejor psicólogo- pero nunca encuentro uno que me guste, supongo que si mi abuela me diera uno no me quedaría otra que aceptarlo, más porque ella lleva ya unos cuantos -uga 21- años bajo tierra y de venir a darme uno significaría un verdadero esfuerzo de ultratumba. :P

La-Filistea said...

Johan.. (aclaración) decía que es difícil quedar bien con todo el mundo por lo de las herencias no por el nuevo formato del blog..
ahora sí.

Denisse:
No pues sí, si te lleva un regalo es de aceptarlo no jodás. La cocina es anti-estress, anti-arrugas anti-todo.Yo me paso inventando charadas... Lo bueno que lo que como no se a donde se va, que si no olvidate!

CHC said...

Que chulada de mural vos. Ya quisiera tener tus habilidades para echarle mano a mi blog..jajaja.

Linda gabacha, a mi en particular me encantan. Me hiciste recordar tantas cosas que mi abuelita me heredo en vida...bellisimas mas que todo por el amor con las que me las dio.

Por otro lado vos, es una lastima que en paises como USA, ese amor y respeto a los abuelitos y ancianos en general, este casi extinta.

Un abrazo.

Goathemala said...

Felicidades por el regalo.Seguro que lo disfrutas sobre todo como símbolo.

Saber envejecer es aún más importante que aceptar la muerte. ¿Estamos preparados? Yo espero ser un viejete aceptable.

Saludos.

La-Filistea said...

Chachi:
Exactamente es eso, el amor con que te lo dan, mi abuelita nos hacía muñecas de trapo, con las piernas largas, largas, largas. (no conservo ninguna). Pero esta gabacha hecha a mano y una camiseta de manta que me hizo cuando nací. Las guardo como un tesoro.

Y si, yo también he visto que es distinta la forma de ver a los abuelos aquí ...

Saludos :-)

Goathe:
YO siempre pido lucidéz para soportar ese momento y pasciencia para cuando mis nietos lleguen a romperme la vajilla, jugar futbol con mis bolas de lana o manchar mis libros...
Mi gran auxiliar la Yoga...

Saludos para la calurosa España.

Juan Pablo Dardón said...

Flores para ti en mi blog, se las tienes que enviar a alguien te guste su blog, saludos!

alfarero said...

Hola Filis:

Me he dispuesto ayudar y contribuir a tu pagina, siempre y cuando te sirva.

Encontre los siguientes sitios de web design donde se encuentran las tablas de colores:

1. http://htmlhelp.com/cgi-bin/color.cgi

2. http://www.web-source.net/216_color_chart.htm

3. http://websitetips.com/color/

;O)

Abrazos y feliz viernes.

espyder said...

Yo también he nombrado desde ya a mis nietos - Daniela, David, Iván, Pedro, Miguel y Lyly -

Por otra parte, me sentí bien identificado con su post, puesto que yo heredé de mi madre, el cuidarla y la verdad, aunque me canso demasiado, luego del trabajo y otras cosas, lo hago con mucho amor. Creo que su herencia, será el "valor" que merece el hacerlo.

En fin, talvez no venía muy al caso su comentario, pero mi madre tiene 71 años y mal de Parkinson.

Salud por su abuelita!!!

espyder said...

Perdón... re-leyendo mi comentario quise decir:

"talvez no viene muy al caso MI comentario"

no vaya a tomarlo por otro lado, hihi XDDD

saludos

Gustavo A. Abril said...

Tierno regalo (de los que no puedes ponerle precio) y tiernas palabras.

Desde mi laptop (con teclado nuevo y reluciente) ¡SALUCITA POR TUS FUTUROS NIETOS... Y POR TU BELLA ABUELA!

Sergio Quemé said...

Hasta hace unos años podía presumir de tener a mis cuatro abuelitos vivitos y coleando... pero dos se me murieron de cansancio... no me quedan más que dos... tra la la...

Y hablando de gabachas, es el regalo que he esperado siempre, pero como nunca me ven en la cocina nadie me lo regala... si tan sólo supieran que es lo único que espero para entrar...

Lindo post... saludos a tus nietos (en cuanto los veas)...

Un gran abrazo mujer!

CHC said...

Vos Filis, te necesito para que me ayudes a darle riata a un ladron. Mira mi blog.

Un abrazote.

Goathemala said...

¿Yoga? ¡Cómo mola! que diríamos aquí.

Saludos.

Pirata Cojo said...

Maravillosa herencia vos, no es atarse a la cocina, cada generación piensa distinto y le tocó vivir diferentes cosas, a nuestras madres y abuelas les tocó servir a todo el mundo de buen grado, a nuestras nietos y nietas no sabemos que les deparará la vida.

Saludos invernales.

Lucha said...

yo tengo una "neceser", herencia de mi abuela con la que pelié siempre... ahora que está muerta, su significado cambió mucho, yo no lo uso para pinturas de señora si no para pinturas de payaso... pobre mi abuela, todo su abolengo venido a menos...

Mónica Lima Quinto said...

¡Cuatro nietos! Con todo respeto, ¿Que edad tenés pues?
Saludos, yo sigo en mi traqueteo diario, sin tiempo para nada, me da mucho gusto saludarte.

MarianoCantoral said...

disfruto la lectura de tu blog, me encanta...avante

PROSÓDICA said...

Buena nota lo del delantal. Menos mal tu abuela no es como era una de las mías que guardaba y compraba de todo, entonces entre sus herencias tengo desde un recogedor de migas para la mesa, hasta mis sillas de camellos jajjja. Con todo y todo, la mejor herencia de mis abuelos siempre fueron sus conversaciones llenos de esos consejos sabios.

Insisto en que cuando hablas de vos, te rayas. Bello.
abrazos

EL ENMASCARADO said...

Que bueno tener un recuerdo fisico que seguramente corona una tanatada de memorias personales.

Como vas manita? y los libros?
Hablamos esta semana.

Hop Hunahpu said...

Llegando tarde, pero me parece genial eso de darles la herencia a los hijos o nietos en vida...
Se me ocurre de pronto hacerlo en dos tandas: la primera para ver la reacción y la segunda para premiar la reacción...

la-filistea said...

Gracias por los saludos y visitas a todos!