September 18, 2008

Mista'peo (Gran Hombre).

Decía Celia Cruz, que la vida es un carnaval
que más vale vivirla cantando.
(perhaps, perhaps, perhaps).

Mientras contemplaba el símbolo del microcosmos y el macrocosmos, Fausto, en su condición de sabio meditaba en masoquistas lamentaciones sobre su vida (para él inútil) porque a pesar de ser versado en todas las areas intelectuales, algo que muchos quisieramos alcanzar, a él le parecía vano porque todo su conocimiento no había servido para enseñar a sus discípulos a ser mejores hombres.

Eso pasaba aquí; y allá, donde habitan las serpientes de seis alas que cubren la gloria del mero Tatashcán, Elohim, Yahvé, Dios o de acuerdo al nombre que nos salga más fácil; Mefistófeles se acercaba al trono y se burlaba de las penas que agobian a los hombres de sabiduría señalando con el dedo a los que teniendo el don de la vida se arrastran como gusanos inválidos revolcándose en el autosabotaje, que no han aprendido a disfrutar de las cosas más suaves, mundanas, pecados, cosas del mundo dirían por mi pueblo, Mefistófeles pedía autorización para visitar a Fausto y enseñarle la puntita del iceberg de lo que llamamos existencia.

Pues bien, parece que la bromita de muy mal gusto por cierto que le hicieron a Job, hace 'milochomil años' no ha pasado de moda y ahí vamos a presenciar otra tentación pero más cumbianchera de como disfrutar la vida (¡menos mal!). Y pues, si el diablo se nos presenta con cola, ese tenedor grandotote, cachos y vestido de rojo cualquiera se asusta y se muere, pues no le quedó de otra que llamar la atención en forma de perro haciendo gracias, quizá la mayor degradación de la figura del Principe de las Tinieblas, pero en la literatura se vale de todo, -así que lo siento Lavey pero aquí cristianismo rules compadre- y entonces Fausto, se lo lleva a su casa para alimentar al pobre perrito callejero.

Ya después de que Mefistófeles, se quita la máscara y se presenta con una forma decente para pasar desapercibido, empieza lo que yo llamo lección de vida para Fausto, entre pachangas en las cantinas, viajes si en el cuerpo no lo sé, andubieron de arriba, pa' abajo, y en el intermedio: mas conocido como purgatorio -por supuesto antes de que su santidad lo eliminara del mapa- y aquí quiero detenerme, porque las imagenes y los lugares donde Fausto fue llevado, a pesar de él reconocer la simbología, presenciar coro de ángeles, a las madres en el proceso de la maternidad desde un estado espiritual por el poder del amor maternal, Fausto encontró motivos para disfrutar más su paso por la tierra, el amor y el reencuentro con el Gran Hombre como le llaman los indios Naskapi al 'yo mismo' (ego), ese ser interior que nos desliga de maestros religiosos que nos han de enseñar lo que hay que creer, rituales, fiestas o costumbres que nos reconforten, sino ése compañero interior que reside en el corazón y es inmortal.

Ése guarda sin alteraciones el lenguaje de la vida, se conecta con la naturaleza con todo lo exterior y lo lleva al plano interior para mostrarnos que la vida aún en los momentos más hijueputas se debe de apreciar y sacarle todo el jugo posible hasta el final, y eso fue una de las cosas que Fausto descubrió al verse como un universo individual perfectamente trazado sin errores ni manchitas, porque todos somos sobrevivientes en las batallas personales.

Les comparto uno de los párrafos más impresionantes de este libro que me ayudaron a hacer las pases con 'mi amigo interior'.

Mis venas baten con fuerza vital recién adquirida para saludar al crepúsculo aéreo.Tierra, tú también has sido constante esta noche y respiras a mis pies con un nuevo ánimo total. Empiezas a arrullarme con mil voluptuosidades y produces en mí la decisión de aspirar sin cesar a más noble vida.El mundo, envuleto en los vapores del crepúsculo, comienza a despertar; alegre en el bosque repite los ecos sonoros de una vida múltiple; se exhala la niebla después de haberse tendido en el valle, la celestial claridad desciende a las profundidades mientras las flores y las ramas dobladas por el rocío se elevan del pavoroso seno del abismo en que dormían sepultadas. Los colores se destacan del fondo en que la flor y la hoja sueltan trémulas perlas y el mundo alrededor mío se convierte en un edén.

Las cumbres enormes de los montes anuncian a la hora solemne, gozando de la luz eterna que sólo más tarde desciende hasta quí; nueva claridad inunda las verdes laderas de los Alpes y penetra poco apoco hasta la más honda cañada para derramar su luz a raudales . ¡Ah! ¡Deslumbrado ya, oblígame el dolor a retirar la mirada! Así la esperanza inexpresable a fuerza de constancia se eleva al nivel de un deseo sublime y ve ensanchársele de repente la ruta que ha de llevarle a su cumplimiento. Mira cómo se agita ahora un mar de fuego en eternos abismos. Grande es nuestro asombro, pues veníamos a enceder la antorcha de la vida y de todas apartes nos envuelve un torrente de fuego.¿Es el amor el odio que nos oprime con los lazos del color y del placer al grado de hacernos bajar la vista al a tierra para ocultarnos con el velo de nuestra primera inocencia?

Siempre contemplo con gozo mayor la cascada que muge en la roca y forman sus aguas al rodar nubes de espuma en el aire, que al primer rayo del sol se convierten en un hermoso arcoiris. Al ver que tan rápido ese arco se destaca puro, cómo desaparece del todo en los aires y forma alrededor un vaporoso estremecimiento, ¿no es cierto que parece la imagen de la vida humana?






9 comments:

Petoulqui said...

Filis:

(Como te imaginarás) Gocé bastante este post.

Me gusto (claro es) tu reflexión.

Saludos,

Peto

JOHAN BUSH WALLS said...

Yo siempre he dicho, si en algún momento se me aparece el diablo, en ese mismo momento creo en Dios.

Salú pue.

esnecesariohabervivido said...

vos q lindo el nuevo diseño del blog!! me enkanta!! total paz la que transmite la verdad....
por otra parte casi lloro cuando vi lo de hermanas de ombligo!! jejeje aunke sea virtual hay conexiones importantes.... gracias por contarme allí....

me encantó el texto! siento que no he encontrado paz con mi yo interna, porque es como una Mafalda que alega por todo, se indigna por todo, pelea por todo, y pasa poco tiempo pensándose a sí misma..... de repente eso cae bien, pero cómo le enseño eso a la niña de diez años que llevo dentro??? tranquis tranquis le digo, pero la chata no agarra onda....

abrazos con mucho cariño para que atraviesen las millas,
rbk

por cierto!! a huevos.. yo soy re miedosa y un día me dijo un cuate: vos crees en dios? y yo: NO, entonces no seas miedosa carajo que si crees en espantos y el diablo y esas cosas inmediatamente estás aceptando la idea de dios!! (he madurado mi concepto de dios desde entonces, y ya no respondo no, pero son otros cien pesos, porque en mi cabeza ni es hombre ni está en el cielo...). Diálogos con Mefistófeles no hay mejor que el de Jesús y Él en la barca. Saramago la ha documentado muy bien....

.: arte-sano :. said...

Tal vez el chamuco no es sino la conciencia personal, o el inconciente de uno, o el yo interior, o los instintos naturales del humano que venimos arrastrando desde que eramos solo células?, o todo lo anterior! basicamente el "Conocimiento" que le dicen.
Y que luego el "miedo" a lo desconocido y las ganas de explicar las cosas con escusas, que se personifico en la religión le dio el nombre de "malo" (huuuuuyyyy que mello!!),diablo, luzbel, belcebú, belial, chamuco, sata, etc (que algunos son nombres muy bonitos por cierto) y ahi esta que miles de años y superticiones despues la mara cree que lo "malo" es "malo" cuando a veces no es tan "malo", es bueno.

EDS said...

¿Qué pasiones prima? Ya me tenías picado esperando este post de Fausto y bien que valió la pena la espera, muchas gracias.

Yo estoy en paz conmigo mismo, desde que me perdoné por todo el tiempo que perdí, por todas las oportunidades que dejé pasar, por todas las cosas que no he hecho aún.

Eso si, el perdón vino condicionado, porque me exigí tratar de hacer todo lo pendiente.

¡Así soy yo de buena onda conmigo mismo!

Abrazos prima!!

Juan Carlos Lemus said...

Filis, filis tea

tocaste un punto jodido de la existencia. discurrir por tus líneas me recuerda que en un tiempo me creí un dios, en otros, el diablo, al final, un pobre egocéntrico.
Total, yo voto por la destrucción del ego. pero, luego, resulta que el ego no existe. y si existe, entonces puede que existan dios y la filis, digo, el mefis.
saludos y gracias por la reflexión.

Hop Hunahpu said...

Será que el recorrido de Fausto es algo que tarde o temprano nos sucede a todos de una u otra manera y a mayor o menor escala?

Será que todos somos lo suficientemente afortunados para poder encontrarnos a nosotros mismos?

Como siempre, otro excelente post paisana.

Goathemala said...

Con lo decaído que estoy por lo de Mónica tengo que darte las gracias redobladas, primero por la entrada inicial en la que no permites comentarios y después por devolverme la sonrisa.

Leí Fausto en la universidad y saqué muchísimas frases de él. Después de leerte me dan ganas de buscar ese ejemplar mil veces subrayado para releerlo.

Hay caballos salvajes canches en mi blog (descendientes de un ejemplar albino que no vimos), lo digo porque sé que te gustan los equinos.

la-filistea said...

A la orden don Peto, diferente don Mefisto el violinista, a éste cierto?.

Eds: que se me hace que vos estás al pendiente de las situaciones por muy insignficantes que se disfrazen, me late que sí.

Johan: Ej-kujmi?

Rebek: yo no puedo encontrar ese libro, ya voy por el tercero de Saramago y ese no lo encuentro, mañana salgo con lupa a buscarlo por estas tierras de paz y armonia..
Abrazos hermana de Ombligo!


Es que Goethe en verdad era tremendo personaje, entre todas las ciencias que manejaba con maestría y todas esas chingaderas que tenía metidas entre ceja y ceja; Fausto fue quizá su propio recorrido entre ese viaje al lugar interno de su propia naturaleza.

Por eso me llamó la atención como empieza en la escena cuando Mefistófeles, se acerca a pedir permiso para "la tentación" y a pesar que Fausto se vé involucrado hasta en un asesinato, supo lo que era bueno, parte del despertar que tanto necesitaba fue haberse enamorado, como que ahí floreció más el asunto. ¡Tremenda lección!

Tomándome más en serio lo que dice Arte-sano: entre la etiqueta que le zamparon a la búsqueda de conocimiento (pero de ese no establecido por los dogmas religiosos) es de lo más efectivo para asutarnos porque creemos que todo es pecado. Por eso muchos se asustan cuando escuchan la palabra "ocultismo" creen que todo es candelas negras, sesiones espiritistas y mesas moviéndose al ritmo de los mensajes de ouija. Nada ´hay mas chilero en esta vida que el reencuentro con nuestro mista'peo por propia voluntad.

Pero de shute respondiendo a tus preguntas Hop, yo creo que todos estamos equipados para encontrarnos, pero el camino cansa y por eso en el intento hay rajones, o nos hemos rajado (mejor dicho) varias veces, porque la comunicación a veces no es tan clara como quisiéramos, lo que pasa es que a veces éste nos dice cosas que no queremos escuchar y ahí esta lo más fregado del asunto.

Creer en la existencia de uno mismo (si existo, don Juan Carlos Lemus, aunque usted no lo crea ¡lo juro!) como receptor del ego es (uta madre) la cosa mas canija porque este cuerpo tan acostumbrado a Naconald's y comida chatarra, todo lo quiere en bandeja servidito verdad?....

Goathe: Yo tendría que leer a Fausto otra vez, hace un año al fin me atreví, y como que hasta ahora (reacción tardía) le voy encontrando el gusto. Has leído a Eliphas Levi? te lo recomiendo especialmente en Historia de la Magia -hace un recuento de las antiguas filosofías desde sus inicios y algunos simbolos que todavía se utilizan-, allá por la tierra de los Sanchos es más fácil que lo consigás ahh y también a Papus.. ya me contarás :) Un abrazo y ánimo!!