March 20, 2009

La Sonrisa del Jaguar -Salman Rushdie- (Un viaje a Nicaragua)

Entonces,
iremos a despertar a nuestros muertos
con la vida que ellos nos legaron
y todos juntos cantaremos
mientras los conciertos de pájaros
repitan nuestro mensaje
en todos
los confines
de América.

(Gioconda Belli)




No existe una conversión idealista que venga de la nada, ni se pueden escribir 166 páginas con tanto contenido si no fuera porque se tiene conciencia y conocimiento de lo que es ser débil o haber visto desde la misma perspectiva a un poder aplastante que barre con las figuras lúcidas y fuertes, dejando solo fantasmas. Leves y a la vez pesadas sombras, aferradas en la memoria, vivas e inmaculadas. Nadie puede decir que es un "convertido" a tal filosofía o modo de vida y no se puede tener como evangelio aquello que carece de significado y que no ha llevado un proceso interior de renuncias a convicciones dolorosas en extremo. Puta, no se puede. Esto lo digo anulando temporalmente mi fobia a generalizar.

Salman Rushdie, publicó este libro un año antes de Los Versos Satánicos. Nicaragua no fe para él un paseo exótico de pobreza centroamericana, ni un vil show de misas impartidas en las montañas por sacerdotes que habían sido destituídos por el mismo Vaticano, por predicar a un Jesus Guerrillero como el que pintó Gloria Guevara, con pantalones de lona y una cara de campesino común. Nos presenta en breves líneas las voces de los que vivieron la indecisión de enfilarse en la revolución o participar en la filas contrarias. De los héroes que no tienen bustos, ni esculturas en los museos más lujosos, ni sus restos reposan en mausoleos protegidos. Esos héroes son fantasmas que están entre los gritos del comercio, aparecen como nombres de mercados en calles y en memorias errantes.

Los famosos, los nombres de los líderes conocidos tienen un papel en el libro, pero tienen peso solamente si alguien sin jerarquía -el pueblo- confirma con palabras sus hechos. Un Estados Unidos y su puño de metal, aparecé por ahí. Pero no es momento -parecen decir Rushdie- que hablemos de su intención sobre Nicaragua, es tiempo de poner los reflectores en la fuerza civil, en un pueblo que no se hunde, que se las surte para sobrevivir entre el analfabetismo, la pobreza, y el aparente olvido . . . familiar el paisajito no?.

Por eso el libro es especial, y por eso nos conmueve como miembros de ese explotado y maltratado "continente centroamericano" como lo bautizó el autor. Porque exhibe una Nicaragua hermana que si bien no se ha levantado completamente, no se ha dejado caer ni dejar sembrar las semillas de la mala hierba sirviendo de patio trasero de las barras y las estrellas pulidas.

Y que pasa cuando se mira el Cristo Guerrillero crucificado y se lee a La Sonrisa del Jaguar? que se encuentran apóstoles de bienaventuranzas predicadas en las montañas, en los anuncios de las plazas, y en cada versículo vivo de los que aún creen que la Revoluciones verdaderas son el canal indispensable para resucitar en acción. Además por ahí se dice que es tiempo de Cuaresma, creo que vale la pena la lectura.


(p.s.) Imágenes de google.




6 comments:

Jorge Morales said...

Bonito tu blog..

Salu2 desde http://guatezona.blogspot.com

Suerte en el proyecto y oajala sigas adelante

Nancy said...

Filis, qué bien escribes y qué bien lees. La verdad es que no conocía este libro de Rushdie (apenas solo dos títulos y dejé uno a medias). Sin embargo, quizá esta vez por la cercanía y la calidad de la recomendación, no puedo soslayar esta lectura.
apapachos y feliz fin de semana.

Miss Penny Lane said...

no había leído una reseña tan buena....
me muero de las ganas de leerlo!

el Kontra said...

Esperemos que el libro este tan bueno como esta reseña (un poquito de presión para Rushdie no? jejeje).

Saludotes!

PROSÓDICA said...

Filis un tremendo paréntesis aquí por mi falta de acceso a internet: te dejo lo que andabas buscando un día, acompañado, obvio, de los respectivos cigarrillos que se fuman cuando se escuchan este tipo de canciones.

http://www.youtube.com/watch?v=9_7s5fSNkIM&feature=related


abrazote y disculpé el medio.

la-filistea said...

Jorge Morales:
Saludos y bienvenido!

Nancy
OJalá lo podás conseguir, yo al parecer tengo imán para las primera ediciones, este libro es una primera edición aunque no es la portada que conseguí para el tema.
Te gustará ya me contarás..


Penny Lane:
Me avisás cuando lo leas! Sabes? me recordó mucho a Galeano, yo no conocía este estilo de Salman Rushdie.

el Kontra:
Es un libro pequeño, que se lee en lo que se hornea unos ejotes envueltos, pero no se desperdicia la lectura. Eso juralo.

Proso:
Esa Tina Torres canta chilero! La propondré para que cante con mi banda favorita de Power Metal.