July 22, 2009

Artificial Intelligence

David is 11 years old.
He weighs 60 pounds.
He is 4 feet, 6 inches tall.
He has brown hair.

Hes love is real.
But he is not.



Hace mucho tiempo leí un amanecer realmente hermoso descrito por Isaac Asimov, en una galaxia donde seres mucho más evolucionados ¿? han eliminado enfermedades o viven en un mundo casi perfecto. En una recopilación sobre relatos de Ciencia Ficción también de Asimov, hay un relato que se llama "El Hombre que Evolucionó" un científico crea una máquina con la capacidad de transformar a un hombre en cuestión de minutos en un ser con 50 años de evolución cada vez que éste se meta en ella.

A tal grado que el científico experimenta por él mismo frente a un amigo el cambio, y cada vez que sale de la máquina su aspecto es diferente, presisamente es el cerebro que aumenta de tamaño en cada fase, hasta convertirse después de varios intentos en una masa encefálica gigantesca. Algo espantoso para el único testigo del proceso. Sin duda, es lo que aparenta decir el cuento, que entre más evoluciona el hombre, su actividad intelectual se agudiza y sus sentimientos quedan en segundo plano.

Pero es diferente lo que pasa con el personaje de la película Artificial Intelligence, un robot-niño, que su anhelo es ser un niño de verdad, es decir, él busca dentro de su inteligencia el espíritu de vida, busca sentimientos (o los tiene?) dentro de sí mismo. En uno de los profundos diálogos, el que lo diseñó se lo dice: David, tú tienes la capacidad de luchar por tus sueños, algo que solamente le fue dado a los humanos por eso eres especial.

Quizá la película pueda pecar de conceptual para algunos. Aunque otra de las claves, es la rama a la que pertenece cada robot y de ahí su comportamiento, y como, ellos están completamente conscientes que son creación de los humanos y que hay mil y una cosa que los distingue entre sí; una de ellas es no apoyarse en lo sobrenatural no basar ninguna esperanza en algo que no se ve. En una de las escenas una máquina que ha sido diseñada para ser "niñera" en medio de la pira como última acción le sonríe a David, y sin lamentos se deshace en ácido

A diferencia, David, sigue empeñado en ser un niño de verdad porque busca ser amado, algo que le está reservado únicamente a los humanos, los únicos que tenemos la virtud de dar y recibir amor. Entre tantos simbolos y comparaciones la película se enlaza a Pinoccio en la tarea de buscar al Hada Azul, la única que es capaz en todos los cuentos de conceder deseos y convertir en realidad las fantasías. Y para eso hace falta una clase de iniciación que los autores someten a los personajes, aquí tampoco falta el agua y los peces que guían a David, hacia la imagen donde proyecta sus esperanzas. ¿Acaso en nuestra búsqueda siempre seremos bautizados de una u otra forma?

Cuando el tiempo y el espacio de un humano termina --dice uno de los extraterrestres--, no hay manera de hacerlo volver a la vida, pues eso es único y por lo tanto no puede repetirse. ¿Qué tanto podemos estar internamente dirigidos como para saber que somos creaciones especiales con una misión (¿talvez?) y que solamente tenemos un tiempo definido estrictamente medido para cada uno? Esto parece injusto cuando la vida está tan llena de enigmas no menos interesantes que nosotros mismos.

Hace poco leí una carta que me dejó pensando, en ella Gandhi le decía a Hitler lo que significa no derrotar en un campo de guerra, sino "convertir" al opresor, contrarrestar la violencia con un arma pacífica, la "no-violencia" . Es un método invencible por naturaleza, decía Gandhi. ¿Diseñados también para la paz maestro?

¿Entonces a qué se refería el Profesor Hobby, cuando le repetía a David, 'fuiste creado para ser un niño'? En palabras de uno de los más poderosos maestros Jesus de Nazareth, repetía la virtud de los niños, hacía una comparación a los adultos de recibir con la misma inocencia que ellos las buenas nuevas.

Posiblemente Artificial Intelligence, sea una película que alerta sobre lo maravilloso de ser un ser humano, aunque cueste varias primaveras con sus respectivos inviernos entenderlo.

He dicho!




12 comments:

Roberto Wagner said...

Es muy interesante la relación que existe entre la ciencia y la voluntad humana, me recuerda la obra del simbolista del s. XIX Villiers de l'Isle-Adam que dijo:

"Si nuestros Dioses y nuestras esperanzas no son más que fenómenos científicos, entonces debemos admitir que nuestro amor también lo es".

Saludos

Pirata Cojo said...

Abrazos muy cercanos, tu orto y redacción mejoran día a día manita.

CHC said...

Como es de ilusoria a veces la mente humana, que cuando tenemos vida...a veces la rechazamos.

Un abrazo Filis

.: arte-sano :. said...

Excelente post, a veces creo que los humanos nos damos demasiada importancia, y en tratar de buscar el significado de nuestra propia existencia nos gastamos la vida sin disfrutarla a su plenitud, Y si bien somos curiosos por naturaleza, creo que como dice el dicho popular aquel, "los arboles de enfrente no me dejan ver el bosque", cosa parecida pasa con el concepto de la vida y su propósito, o nuestro propósito como seres humanos. quizá porque somos los únicos seres vivientes que están conscientes de su mortalidad, (no se si otro ser viviente razone esta idea) y eso nos da miedo, entonces tratamos de buscarle significado a nuestra existencia. como dijo Manolito de Mafalda, a mi me importa la vida, no las puntas de la vida.
abrazos.

el Kontra said...

Ya la película no la he visto, pero parece tener un mensaje muy interesante, la próxima vez que la den la veo (ya viste que por ti me bajé Cast Away ;)

Saludos a Masada desde la zona 20 de la capirucha.

ixmucane said...

Yo sí ví la película, pero entonces me pareció solo una nueva versión de pinoccio, pero así como tu la ves está interesante. Voy a ver si la presto de nuevo.

Saludos.

Nancy said...

Me dan ganas de ver la peli, me gusta la ciencia ficción.
Apapachos Filis

Miss Penny Lane said...

ooorale... no había pensado en eso hoy!
gracias!!

CHC said...

Vi la pelicula el fin de semana en el HBO y mas que cualquier otra cosa, vi el poder de la fe.

Quisiera tener esa fe, para volver a ver a mi madre al menos un momento, asi sea dentro de 2,000 años.

Un abrazo.

Johan Bush Walls said...

Ta chilero el texto maestra Filis, buenas reflexiones, no he visto la movie, en cuanto la mire le cuento.

El tema de Pinocho es más profundo de lo que aparenta.

Salú pue.

Peter said...

Creo que me has influenciado a ver la película de nuevo, ya de por sí la encuentro profunda...

Muy interesante tu punto de vista sobre el tema. Saludos. =)

la-filistea said...

Gracias a todos por sus comentarios. Mi conexión a internet ha estado fatal, esta vez no me la cortaron por pagar por adelantado. Pero estos seres que nos ofrecen la red, parece que nos quieren cobrar por todo el vecindario.

Qué bueno que algunos se animaron a ver la película, "Chachi", sí, es es una parte realmente triste, lo hace pensar a uno muchas cosas sobre los padres.

Un abrazo grande donde quepamos todos!