August 17, 2007

El libro de los Abrazos.


Antes de comenzar con lo que éste libro ha hecho por mí, te doy las gracias Pirata por la recomendación.


La Filistea se inició con Galeano, con este libro y estoy completamente satisfecha así como quedar panza arriba después de haberte comido un platote de papas fritas con limón, (pequeña recomendación culinaria) bueno, no me quiero detener en pequeñeces gastronómicas, mas bien tratare de ser lo más coherente y gráfica en las letras para seguir con la reseña de este maravilloso libro.

Estuve leyendo a algunas personas que han dado sus puntos de vista, y coincidí con una persona que decía que "puedes leer un cuento cada día y ser feliz o puedes leer un cuento cada día y ponerte triste".

Este parece un comentario ambiguo, bueno ... no parece en realidad es un comentario ambiguo, que si yo no hubiera leído el libro con éste comentario menos me hubiera atrevido a leerlo, quizá hubiese llegado a pensar que era el libro más estúpido jamás escrito sobre la tierra. Sí eso me hubiera pasado por la mente , pero esa persona tuvo toda la razón.

A ver; Galeano nos muestra una cara de Latinoamérica que todos conocemos pero que quizá no nos detenemos a admirar, sí, ésa es una buena definición , todos los capítulos de los que ha sido testigo cada país tienen pueden saborearse en este libro, por medio de sus cuentos, son 258 cuentos aproximadamente con un enfoque real de lo que ha presenciado el ojo humano y que algunas veces no se ha escrito y sí se ha escrito fue quemado en la hoguera de la censura.

Cuando un autor te hace ver las cosas desde un punto de vista real y sin gota de amargura posible, capta la atención y deja un saborcito a miel de panal en tu paladar porque te está transmitiendo lo que a visto, escuchado, palpado y te lo regala por medio de poemas o cantares como lo hizo Eduardo Galeano en este maravilloso libro.

¿Por qué puede hacerte feliz un cuento de libro de los abrazos? Porque te das cuenta que perteneces a una raza que ha defendido y ha sumergido de las brazas con nuevos brillos aunque éstos aún no resplandezcan , porque está ataviada de valentía , coraje y esa sabiduría heredada de nuestros ancestros.

¿Por qué puede hacerte infeliz un cuento del libro de los abrazos? Porque que si te detienes a ver la crueldad y las cicatrices que corren por el pueblo latinoamericano, la amargura, impotencia pueden venir mas rápidas que un torpedo a carcomer nuestra conciencia, y quedarte sentado a esperar la justicia divina . (¿?)

Eduardo Galeano, será él que le dio a la Filistea la oportunidad de creer en una Latinamérica, que puede levantarse de cualquier catástrofe, que a pesar de llegar a veces a representar el papel de faquir, sigue teniendo la fuerza y la inteligencia -aunque no se haya usado toda- para hacer sendas donde se pueda caminar en paz.

Les dejo dos que escogí para éste tema:

Celebración de la amistad

En los suburbios de La Habana, llaman al amigo mi tierra o mi sangre.
En Caracas, el amigo es mi pana o mi llave: pana, por panadería, la fuente
del buen pan para las hambres del alma; y llave por...
-Llave, por llave -me dice Mario Benedetti.
Y me cuenta que cuando vivía en Buenos Aires, en los tiempos del terror, él
llevaba cinco llaves ajenas en su llavero: cinco llaves, de cinco casas, de
cinco amigos: las llaves que lo salvaron.

La Frontera del Arte:

Julio Ama, que peleaba y fotografiaba la guerra, andaba caminando por las calles. Llevaba su fusil en la mano y la cámara, también cargada y lista para disparar, colgada del cuello. Andaba Julio por las calles polvorientas, en busca de los hermanos gemelos. Esos gemelos eran los únicos sobrevivientes de una aldea exterminada por el ejército. Tenían deciséis años. Les gustaba combatir junto a Julio; y en las entreguerras, él les enseñaba a leer y a fotografiar. En el torbellino de esta batalla, Julio había perdido a los gemelos, y ahora no los veían entre lo vivos ni entre los muertos.

Caminó a través del parque En la esquina de la iglesia, y se metió en un callejón. Y entonces, por fin los encontró. Uno de los gemelos estaba sentado en el suelo, de espaldas contra un muro. Sobre sus rodillas, yacía el otro, bañado en sangre; y a los pies, en cruz estaban los dos fusiles.

Julio se acercó, quizá dijo algo. El gemelo que vivía no dijo nada, ni se movió: estaba allí, pero no estaba. Sus ojos, que no pestañeaban, miraban sin ver, perdidos en alguna parte, en ninguna parte; y en esa cara sin lágrimas estaba toda la guerra y estaba todo el dolor.

Julio dejó su fusil en el suelo y empuño la cámara, Corrió la película , calculó en un santiamén la luz y la distancia puso en foco la imagen. Los hermanos estaban en el centro del visor, inmóviles, perfectamente recortados contra el muro recién mordido por las balas.

Julio iba a tomar la foto de su vida, pero el dedo no quiso. Julio lo intentó, volvió a intentarlo, y el dedo no quiso. Entonces bajó la cámara, sin aparetar el disparador, y se retiró en silencio.

La cámara, una Minolta, murió en otra batalla, ahogada en lluvia, un años después.


P.S.
Juzgue el lector..


9 comments:

Goathemala said...

Una de las cosas que debo a Guatemala es que conocí allí la literatura de Galeano.

Es imprescindible para mí.

Saludos.

Goathemala said...

Y el libro de los abrazos es mi preferido, para mí a la altura del mejor Cortázar.

The Black Wizard said...

mmm asigantura pendiente creo que me estas aorillando a tener la necesidad de leer a Galeano... gracias por la inspiracion literaria

Pirata Cojo said...

Linda foto, creo que para conocer latinoamérica es imprescindible leer a don Eduardo, investigador incansable, lector fanático y con una capacidad de análisis proverbial, además de su excelente forma de redactar.

Para el Blackman, te recomendaría empezar con "El Libro de los Abrazos" y después seguir con la trilogía, "Memoria del Fuego", ya después le podrás entrar a "Las Venas Abiertas de América Latina", que es más pesadón.

Gracias Filichala por promover a este gran hombre, hace algún tiempo me di cuenta que la empatía con Goathe, obedece a nuestra coincidencia en gustos.

Sergio Quemé said...

A mí, el Libro de los Abrazos me coqueteó en Casa de las Américas, La Habana (1999). Estaba diluviando en el Malecón y yo tenía una cita por allí. Así que mientras una cosa pasaba y la otra llegaba me puse a ver los libros que vendían. Éste, me costó un dólar. Tantos abrazos no tienen precio, me dije, y lo compré.
Hasta el día de hoy me ha acompañado en los viajes. Con él no te puedes sentir solo, hay algo en ese libro que te hace conciente y solidario.
Es como ver al mundo y paladear al ser humano con toda la humildad y toda la amargura (como bien dices Filistea)... y ofrecerle o rogarle un abrazo al más próximo...
Un gran libro...

ACENTUANDO said...

No soy muy de cuentos Fili, pero este libro llamó mucho mi atención...empezando por el título, ya sabés vos que yo siempre dejo abrazos regados en los comentarios. Me gusto muchísimo el primero que pusistes. Se me hizo de esos libros que despiertan tu conciencia.
Interesante, y por los comentarios que he leído, creo que es un MUST HAVE. Gracias por compartirlo y por picarme!!!!
Abrazo (ya ves???)

Mónica Lima Quinto said...

Que bonito, cuando termine el que estoy leyendo lo compro, nos muestra el lado humano de las personas, saludos Fili

Anonymous said...

Yo no sé leer.

El Filibustero

La Filistea said...

Gracias por darse el chance de leer esta reseña sobre Eduardo Galeano.

Goathemala:
Es una lástima que viví 25 de mi preciosa vida en Guate, y que no se me haya ocurrido leer a Galeano, pero a Cortázar sí, es el de "La Rayuela" verdad?.

Black Raspútin:
Al principio fijate que el libro me parecía extraño, porque son muchos cuentos cortos, aunque las ilustraciones estan preciosas, total que me animé a leerlo. Y ya ves una buena sorpresa.(Recomendadísimo).

Pirata:
Ahora esto y en la lectura de Las Venas Abiertas, a pesar de tantos datos históricos y expuesta abajo la bibliografía, ese libro no aburre. Lo hizo de una forma bien entrenida y basta light, pienso yo para poder entenderlo.

Por supuesto hay cosas que nunca me pasaron por la mente, por ejemplo de que los Incas tenían un dios homosexual!!...Mta Maye!!!..

Sergio Quemé:
Eso fue presisamente lo que me gustó del libro, la tristeza expuesta en cuentos, como el que puse de la guerra en El Salvador y cosas que aparentemente no tienen relevancia, pero Galeano sí que sabe entrar a tus sentimientos.

Acentuando:
Te va a quedar perfecto entonces, por lo de los abrazos, creo que cuando menos lo sientas vas a repartir abrazos a Colombia, Uruguay, Chile, Mexico, Nicaragua. etc.
Me avisas cuando lo consigas.

Mónica:
¡Adelante! me comentas que tal te va cuando lo compres, vas a ver que te van a quedar ganas de más libros de Galeano.¿Qué tal todo?


Filibustero:
No comments..