December 02, 2008

Mista'peo -2-

Siguiendo en la búsqueda del Mista'peo. En un relato ficticio sobre la niñez de Siddhartha, hay una escena cuando el niño está triste, cree que la gente no se le acerca porque le tienen miedo. La nana entonces le explica con manzanitas lo siguiente: Si sostienes un frágil huevo y tienes miedo de que se caiga, no le tienes miedo al huevo, sino a las concecuencias de sostenerlo.Una metáfora profunda.Plausible.De a huevo.

Las cosas que parecen sencillas a simple vista, son a veces las más complejas y por eso causan miedo.Aquél que se conoce tan bien como para saber a qué no acercarse o a qué sí, que medita sobre los pasos a dar y que imagina las concecuencias es un buen equilibrista de los asuntos emocionales.Hace poco un periodista le decía al presidente de México en su columna ¿Cuántos muertos más, señor Presidente? por otro lado Felipe Calderón con una sonrisa tan cínica y en santa paz, argumentaba "llegaremos a las últimas concecuencias sin miedo" -cuando hablaba en conferencias sobre su lucha contra el narcotráfico-.Una afirmación irresponsable.Promiscua.Opresiva.Desde luego, cuando hay tantas vidas de por medio.

El miedo se ha convertido en la palabra clave para los que abusan del poder -ya sea en cargos políticos, religiosos, familiares- por ese mismo miedo vendemos nuestra voluntad a aquél que creemos nuestro protector y dejamos de hacer lo que consideramos real y honesto para nosotros.Y cuando se ven las concecuencias de los proyectos colectivos fallidos encontramos fácilmente al culpable al que corrompió nuestro sistema interno -nos lavó el coco pues-, y nos hacemos a un ladito.

Por otro lado está Sigfrido el héroe niño-adulto, de la obra El Anillo del Nibelungo, cuando Mime (el enano que lo crió) le cuenta que uno de los sabios constructores del Valhalla, tiene el anillo del poder pero se convirtió en dragón y solamente alguien que no tenga miedo puede derrotarlo.Entonces Sigfrido le pregunta: ¿Qué es el miedo? Él no lo conoce. Sigfrido al parecer actua desde un plano netamente intelectual, racional, llevado por lo que vé no por lo que siente y según algunos estudiosos en las charadas emocionales, el miedo es un sentimiento ligado al amor. Bué...sin rodeos, Sigfrido nada más pregunta donde está el corazón del Dragon, le clava la espada y se lo echa.

La cara ausente del miedo es capaz de llevarte en el carril de tus metas, propósitos y alcanzarlos con la mente fría y sin tambalear, sin pensar en las concecuencias porque desde el mapa lógico todos los resultados y causas son favorables, se esperan con ansias.Y cuando estás ahí recibiendo la estrellita en la frente sos el autor intelectual de esa meta, entonces enlazas las manos, las levantas, las sacudís y moviendo la cadera gritás ¡Aquí está su mero mero tzingao!.O sea, la hiciste.

La verdad . . . y en resumen es que cada uno de nosotros pelamos nuestra cebolla (como diría Grass) según como nos convenga, cada uno conoce las capas de su propia cebolla.Y mientras se pela cada capa sabemos cuando utilizar el miedo, si hemos sido manejados por el miedo colectivo o en algunos casos lo dejamos a un lado para seguir en el camino. La medida de auto-responsabilidad es cosa de cada quién.

He dicho!

6 comments:

Petoulqui said...

Estimada Filis:

Voy a hacer a un lado mi miedo, ¿o será mi precaución?, y voy a emitir un comentario en éste tan respetable y respetado espacio.

Para empezar, está buenísimo tu artículo, vos.

Qué interesante que hagas referencia a dos personajes tan diversos como Siddhartha y Sigfrido (llamémosles Sid y Sig).

Pienso que tenés razón, Sigfrido no conocía el miedo porque no conocía el amor.

Reitero, me gustó mucho tu reflexión.

Saludos,

Peto

GUSTAVO A. ABRIL said...

Cómo bien has dicho, a veces lo simple resulta ser lo más complejo. El miedo es, básicamente, asunto de percepción, y, desde luego, la percepción es el resultado de una mezcla de proporciones indefinidas de los productos esenciales de la mente (el pensamiento lógico y no tan lógico)y el alma (sentimientos, que suelen carecer de toda lógica)... Para nuestra desgracia (por eso de los miedos que, sin fundamento lógico, pero sustentados en traicioneros sentimientos, nos impiden lograr tantas cosas) "un sentimiento, siempre será más fuerte que cualquier razón".

Muy buena reflexión, Filistea.

Goathemala said...

Así medio en secretillo, te cuento que de miedo creo saber mucho. Soy agorafóbico. Pocas cosas más duras que arrastrarlo a diario sin hacer un hoyito para esconderte y pocas cosas mejores que superarlo.

Yo he leído Pelando la cebolla y he sobrevivido, ni me lo recuerdes. Pero estaba avisado de que era una autobiografía. Así y todo hay pasajes que me gustaron bastante pero estos alemanotes cuando quieren ponerse pesados....tela.

EDS said...

A mi me gustó el post y me recordó aquella frase de "No es valiente quien no tiene miedo sino el que teniéndolo puede superarlo". Y creo que muchas veces confundimos la valentía con la inconciencia de las cosas, osea también suelo ser miedoso en algunos casos, pero prefiero llamarlo "prudencia". ¡Bueno que soy conmigo mismo!

Saludotes prima, hasta pronto.

P.S.
Me impresiona que nuestro estimado Goathe sea agorafóbico!!! ¿Cómo alguien con esa capacidad de apreciar los bosques y espacios abiertos puede serlo? Cada día te admiro más amigo Goathe y aprovecho a enviarte un fuerte abrazo. Y perdón pero escuché sin querer el secretillo ;-)

CHC said...

Dice mi papa, que un ser humano es capaz de hacer peores cosas por miedo, que por odio.

Un abrazote mi Filis.

la-filistea said...

Peto:
Sid y Sig.. no me dí cuenta, buena rima peto!
Según lo que me acuerdo seguía siendo bien machote el Sig, aún después de conocer el amor con la Walkiria.
Me encanta El Anillo del Nibelungo. Según era la obra favorita de Hitler, y que hasta se hacía llamar El Lobo en misiones secretas igual que Wotán..

Mapache:
Cantinfleo tanto con el miedo.Más que todo con la palabrita, porque es tan fuerte que a veces parte en dos.

Goathe:
No problemo, no diré nunca tu secreto soy una tumba "ai promes". Yo me quedé con varias sensaciones al leer Peeling the Onion, porque nada más he leído de Grass, Los Alemanes se extiguen. ¡Cardiaco definitivamente!
Y mirá sin querer me tiré hablé de dos Alemanes, y eso que Hesse vendría a ser mi favorito de por allá.

Saludos, aún no me creo lo de tu fobia.

Primo:
Ejacto, ejacto: por eso pensé en la afirmación del presidente de México. Al mejor estilo 'no me sé rajar' cuando las concecuencias pueden ser contraproducentes.
Me llegas.Abrazo.

Chachi:
¿Cómo estas? A ver si te contás una anécdota que tenga que ver con la frase de tu papá. Me acuerdo con aquella de "que pe-penas" donde también se habla del miedo.Ja,ja.