June 04, 2009

Historia de la Magia -Eliphas Levi-


Eliphas Levi en su libro Historia de la Magia, dice: "el vulgo dirá -con el buen sentido que caracteriza a la gente común, en medio de mucha injusticia-, que la Magia es un absurdo, incluso que es el arte de producir efectos con ausencia de causas".

Como la superchería, sacar conejos de los sombreros y hacer cualquier tipo de show entretenido.
Eliphas, intimida al lector con un lenguaje sumamente complejo para hablar sobre el origen de la Magia, a la que llama el 'conocimiento superior'. Esa ciencia oculta como la estrella que guió a aquellos "reyes magos" que llegaron de Oriente para adorar al Salvador del Mundo. Presenta la Magia como la más alta filosofía, exacta como las matemáticas e infalible.
De antemano, pues, este viejo de cerebro robusto, uno de los más respetados ocultistas, hace menos a cierto grupo de lectores, se atreve a decir que si uno no está interesado que mejor deje el libro y continúe con su vida.

Puede parecer el más alucinado ensayo de alquimia o de misticismo, pero está más allá de todo eso, porque explica sus teorías sobre bases como la mitología griega, por ejemplo, documentos como el Talmud, el Zohar y cita a altos iniciados en estas areas, como Pitágoras, Aarón, Platón, Dante y hasta por ahí sale a bailar Balzac. Pero bueno. . . el libro es grueso, carne de Mamut, y a mí que la Sabiduría me persigue pero le gano porque soy más rápida, me hizo consultar varias veces el diccionario.

Tratando de entrar en materia, Eliphas, mete frases de los más pudientes filósofos para explicar sobre la inspiración que mueve las intenciones de los magos (en este caso se refiere a sabios). Por ejemplo, como Moisés siendo un principe e instruído en las escuelas inciáticas de la "magia egipcia", cuando se pasó al bando de los hebreos, hacía lo mismo que los sabios egipcios frente al Faraón. Viéndolo desde un punto de vista netamente mitológico fue así líderes contra líderes, una batalla de conocimientos que el Faraón y sus súbditos vieron. Pero la inspiración era distinta y al final los egipcios no dudaron en que una fuerza sobrehumana estaba a favor de Moisés.

En la dura tarea de explicar el origen 'sobrenatural' menciona el libro de Enoc, en aquél detalle de la visita de los ángeles cuando deseaban tener contacto con las mujeres de la tierra y revelaron los signos, los movimientos de la luna, incluso se dice que ellos enseñaron a las mujeres a maquillarse los ojos, enseñaron las propiedades de las plantas, un sin fín de 'manualidades y reglas creativas del cielo'. Hace un repaso con todos los personajes de la Biblia que tuvieron que demostrar en algún momento, que había una sabiduría divina que los usaba y protegía.

Habla sobre la hermandad de Pitágoras, y el valor sagrado que para éste tenían los números, el simbolismo y el método que utilizaba con sus discípulos, a esto también él llama Magia que no está al alcance de todos. Recuerdo aquel momento en que Isaías el profeta, toma hojas de higo y hace una masilla para sanar al rey que tiene una llaga en el pie. Ése tipo de alquimia supongo que entra también como parte de la Magia.

Habla sobre los Papas acusados de magos y llevados a juicio, e historias terribles de hechiceras que se ponían de acuerdo con las comadronas para que cuando asistieran los partos mataran a los niños. Ellas metían una aguja en el cerebro de los niños los declaraban muertos y después las pinches brujas iban a la tumba, los desenterraban los cocían en una marmita con hierbas aromáticas y narcóticas y esa gelatina la vendían para tener larga vida, con solo frotársela.Éstas psicópatas eran quemadas. Al menos servía para algo la Inquisición.


Cita también a Fausto, el libro de Goethe, como uno de los más simbólicos de la Magia. Fausto, en mi palabras, le dió razón a su conocimiento, no solamente por enamorarse, sino porque puso en práctica desde una base espiritual en viajes inconscientes todo lo que él sabía de forma literal. Mefistófeles, siendo la cara negativa del cuento le mostró lo positivo, esos viajes espirituales que se tiraron los dos y más cuando se aparecían frente al la gran corte, dejaban helado a cualquiera. El vulgo no podría entenderlo y menos soportarlo diría Eliphas Levi.

Se necesita un tema para cada capítulo de este documento, principalmente en aquel cuando acusa y pone por debajo del suelo a la Magia de la India, acusándolos de piratearse al creador, salvador y destructor, les dice también que han profanado la Kabbalah. De hacer ritos locos e imbéciles para llegar a ser Dios, en pocas palabras les llama: la vergüenza de la familia. Esto se debe a que Eliphas tenía un doctrina cristiana-católica.

Ahora bien, en una brevísima conclusión, la Magia de la que él habla es: ciencia, conocimiento, pero que la religión (por dogmática y ortodoxa cuando le conviene) a condenado, simplemente porque especular sobre cosas que pueden llegar a ser ciertas, nada más alejarían al rebaño, recordemos que todos los años gastados en concilios y debates no fueron en balde, la Iglesia tiene concepciones inviolables (bueno, con sus horrorosas excepciones). Y por eso Eliphas Levi, está en contra del divorcio entre religión y ciencia. Y llama a ese momento de reencuentro: la perfecta unión.

Algunos, creyeron que el Universo se componía de figuras geométricas, matemática, que teníamos que conocer todo esto para entender la creación, y fueron obligados a retractarse, a destierros, cárcel o pena de muerte.Otros, atrevidos por igual, decían, que en vano se estudiaba las formas de las especies, que mejor era irnos a estudiar el movimiento, los colores, la gravedad, lo denso, el calor el frío que estas cosas metafísicas deberían de ser definidas, para llegar entonces a la clave de la creación. Poetas, que por utilizar la ficción eran sacrificados por herejes.

Historia de la Magia, es una obra maestra del ocultismo, el autor es hábil y versado en las distintas mitologías, no hay divagaciones, aunque, de pronto se lee alucinado. Sin embargo, es un libro que recomiendo, lejos de tratar de convencer revela y transparenta algo que quizá no le viene mal a nuestro Mista'peo.



google imagenes

5 comments:

el Kontra said...

Juelasss, vaya bistec de mamut en el nos serviste hoy ;)

La ciencia no cree hasta no ver y la religión cree en lo que no ve... vaya divorcio.

Me llega como nos recordas que los oficios históricos de los magos y los alquimistas (nada que ver con el libro que escribio tu cuate brasileño, te encargo vaa) eran de sabios y se esforzaban por descifrar los misterios del mundo a través de un profundo conocimiento de este, claro, muchos al no estar interesados en cuestiones políticas eran etiquetados de brujos o locos.

Date cuenta también como otros grandes autores hacen lo mismo, a Goethe que lo mencionas y a pesar de hacerlo de otra forma, incluso el Übermensch de Nietzche es parte de esta búsqueda, la de alimentar y fortalecer al Mista´peo en todos nosotros.

Saludos y gracias por la recomendación, valdrá la pena buscarlo.

Nancy said...

Tremenda reseña, Filis.
¿Quien podría resistirse a la tentación de buscarlo y devorarlo?
Yo me apunto, de plano.

Mágicos apapachos

la-filistea said...

Kontra:
Ese Coehlo, me ha hecho unas bromitas a mí. El Alquimista nada que ver. Hay otro que se llama: "A orillas de río Piedra me senté y lloré", pensé que iba a ser algo sobre los cautivos hebreos en Babilonia, por que así empieza uno de los Salmos que narra la desgracia,pero tampoco... No cabe duda que es tremendo vendedor!

La reseña no es ni la décima parte de lo trata el libro. Por eso es que Eliphas Levi, siempre fue respestado en las escuelas iniáticas, es libro tiene datos históricos importantes, hay un capítulo dedicado a Carlo Magno, Baphomet. Y hasta cuenta sus andanzas con Honorè de Balzac...
Te recomiendo también Dogma y Ritual de la Alta Magia y el Libro de los Esplendores, éste último no es tan grande pero es (segun mi opinión) realmente bello. Explica muy bien el Cantar de los Cantares o como diría Eduardo Galeano: el Amar de los Amares.

Ojalá los consigas.Gracias y Saludos.

Nancy:
Tratá de conseguir esa portada que yo puse, es la edición que yo tengo y es buenísima..
Van abrazos mágicos también.

Enrique said...

Religión y ciencia en perfecta unión... suena raro. Cada vez me convenzo más de que son agua y aceite!

la-filistea said...

Suena raro Enrique, pero en algunos caso ha llegado a pasar...

Saludos